En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Los uniformados de Uruguay que integraron hasta la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización en Haití (Minustah, por sus siglas en francés) solo contribuyeron a añadir más desastres a la nación caribeña, dijo a Sputnik el activista uruguayo Andrés Olivetti.

    La Minustah "deja un lastre de desastres, ya que a los problemas económicos y sociales propios de los haitianos le agregaron el cólera y la represión a la resistencia haitiana", señaló Olivetti, militante por el retiro de las tropas uruguayas de Haití.

    El activista hizo esas declaraciones después de que llegó a Montevideo el primer contingente del ejército uruguayo desplegado en la Minustah, ya que el próximo 15 de octubre finalizará su trabajo después de 13 años.

    Llegarán otros dos contingentes, cada uno formado por 61 soldados, mientras que un grupo de 41 efectivos permanecerá en Haití para cargar equipamiento y después viajará en un buque el 21 de mayo, informa el diario local El País.

    La Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoció en 2016 su responsabilidad en la propagación del brote de cólera en Haití, que provocó más de 10.000 muertes desde finales de 2010, el mismo año en que ocurrió un devastador terremoto de magnitud siete.

    La enfermedad, que se transmite mediante el agua, fue introducida por uniformados nepalíes infectados que se sumaron a un destacamento de fuerzas de paz de la ONU.

    En opinión de Olivetti, quien califica de "ocupación" la presencia de los cascos azules en Haití, las tropas uruguayas "nunca debieron haber ido" al país caribeño "porque violaron el principio básico de la autodeterminación de los pueblos".

    "Dijeron que viajaban a Haití con el objetivo de mejorar la vida de los haitianos y para conformar el estado democrático, pero eso no se ha cumplido", añadió.

    A pesar de que Uruguay es un país de apenas 3,3 millones de habitantes, es uno de los principales contribuyentes de tropas con cerca de 20 por ciento de sus fuerzas operativas destinadas a misiones de paz, que se concentran principalmente en la República Democrática del Congo y en Haití.

    Inseguridad y violencia

    Haití, el país más pobre de América, ha estado sumido en un clima de inseguridad y violencia política desde la década de los 90, cuando fue derrocado el primer presidente elegido democráticamente en ese país, Jean-Bertrand Aristide.

    En ese sentido, Olivetti dijo que Estados Unidos, Canadá y Francia fueron los países que ingresaron en Haití "consolidando el golpe que había estado orquestando la oligarquía haitiana contra Aristide".

    El país caribeño además sufre aún los efectos del mortífero terremoto de 2010, que causó la muerte de unas 220.000 personas y una devastación todavía muy visible en Puerto Príncipe y zonas aledañas.

    El sismo agudizó la pobreza del país y exacerbó su dependencia de la ayuda internacional.

    Además, Haití se recupera de los efectos del huracán Matthew, que en octubre del pasado año azotó el sur del país causando cerca de 1.000 muertos y decenas de miles de evacuados.

    Además:

    Experta: "La ONU ha traído el cólera a Haití en dos ocasiones"
    Protegidas por las tropas de la ONU, las multinacionales se apropian de tierras en Haití
    Presidenta chilena agradece a sus tropas el trabajo desarrollado en Haití
    Etiquetas:
    tropas, MINUSTAH, Haití, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook