En directo
    América Latina
    URL corto
    330
    Síguenos en

    CARACAS (Sputnik) — La decisión de Venezuela de retirarse de la Organización de los Estados Americanos (OEA) no significa un aislamiento para el país, dijo en entrevista con Sputnik el abogado y especialista en derecho internacional Hermann Escarrá.

    "A Venezuela eso no la aísla de la comunidad internacional, ni siquiera de la comunidad interamericana, Venezuela preside el grupo de los No Alineados, que es el segundo quórum internacional de importancia después de las Naciones Unidas", dijo el jurista y corredactor de la Constitución.

    Además, Venezuela permanece en otros organismos regionales, como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba).

    Por lo tanto, la decisión que tomó Venezuela el jueves no tendría mayores efectos, lo que contradice "esa posición de quienes vienen diciendo que la salida de la OEA aislaría a Venezuela".

    La canciller Delcy Rodríguez comunicó la decisión del presidente Nicolás Maduro de retirar al país de la OEA luego que el Consejo Permanente de esa organización decidiera con 19 votos a favor y 10 en contra convocar una reunión de cancilleres para abordar la crisis venezolana, sin el aval de Venezuela.

    "Sabemos que es un hecho inédito en la historia de la OEA, algunos quieren decir que es similar a lo de Cuba, pero Cuba fue expulsada, en el caso de Venezuela se trata de una solicitud de retiro mediante el procedimiento que está establecido en los propios estatutos de la OEA y a partir de la Carta de la OEA", dijo.

    Consecuencias económicas

    Escarrá explicó que los convenios de naturaleza económica ya contraídos deben cumplirse de manera recíproca.

    "Lo que no se cumple es lo que se adquiera de aquí en adelante, porque de aquí en adelante lo que hay es un procedimiento, que dura casi dos años, para la efectiva salida del sistema interamericano consagrado en la OEA", añadió.

    Con respecto al acceso a créditos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Venezuela sí podría verse afectada, porque a ella solo acceden los estados miembros de la OEA.

    "Ahí podría haber una interpretación restrictiva, que dijera que Venezuela no podrá participar ni solicitar ni plantear créditos que deriven de esa entidad", añadió.

    No obstante, las alianzas financieras que Venezuela ha adquirido con países como Rusia y China podrían permitirle hacer frente a la ausencia de esta entidad financiera.

    "Una de las cosas que habría que aplaudir al presidente (Hugo) Chávez serían los distintos anillos de seguridad internacional que fue creando, eso le permitió una relación muy buena, muy fructífera con China y una relación muy buena con Rusia, entre otros países", manifestó.

    A juicio de Escarrá el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez (1953-2013) abrió relaciones internacionales de pluralidad lo que, sostuvo, redujo las vulnerabilidades del país.

    En cuanto a las relaciones comerciales con países como Brasil, Argentina o Estados Unidos, Escarrá puso en duda que se rompan porque Venezuela se retire de la OEA.

    "Estados Unidos no va a dejar de comprar petróleo a Venezuela", acotó.

    Próximos dos años

    Deberán pasar 24 meses (es decir hasta 2019) de la denuncia de Venezuela de la Carta de la OEA para que puedan manifestarse sus efectos, según lo establecido en el artículo 143 de ese instrumento.

    De aquí en adelante, seguramente habrá una apreciación colectiva de la situación, tal como está previsto en el artículo 19 y 20 de la Carta Democrática Interamericana, señaló Escarrá.

    "Y con esta actitud severa de maltrato hacia Venezuela", el jurista duda que se cumplan las normas de la Carta Democrática que llaman a los buenos oficios y a las gestiones diplomáticas.

    Expresó la seguridad de que "podría esperarse en lo sucesivo un discurso destructivo, para lo cual Venezuela no está preparada, pero no tiene por qué cumplir ninguna resolución, ningún acuerdo, una vez que ha solicitado de manera formal el retiro de la OEA".

    Otros escenarios

    Ante la situación que enfrenta Venezuela en la OEA, Maduro decidió solicitar una reunión extraordinaria de cancilleres de la Celac para abordar las amenazas que vive su país, y que se celebrará el próximo martes en San Salvador.

    La Celac nuclea a 33 países latinoamericanos y caribeños, todos los del continente americano, excepto Estados Unidos y Canadá.

    Algunos medios venezolanos sostienen que la situación de la Celac será similar a la de la OEA para Venezuela, pues cualquier votación terminaría con resultados similares, 17 votos en contra, 11 o 12 a favor y cuatro abstenciones.

    Sin embargo, Escarrá prefirió no adelantarse pues, señaló, "habría que verificar en ese escenario si esta corriente de pensamiento es la correcta".

    Mandato constitucional

    Para el jurista, la decisión de abandonar la OEA está avalada por la Constitución que en su artículo 1 "garantiza la no intervención, la autodeterminación, el principio de soberanía, la independencia, y el Gobierno está es cumpliendo con esa norma".

    La crisis de Venezuela en la OEA se da en un contexto de incesantes manifestaciones contra el Gobierno, en las que han muerto 30 personas, más de 400 han resultado heridas y decenas han sido detenidas.

    Una mayoría de países de la OEA cuestionaron la actuación de los cuerpos de seguridad del Estado y reclamaron que se respete el derecho a la manifestación pacífica de los opositores.

    Caracas replicó que la OEA desconoció la actuación violenta de grupos opositores a los que acusa de haber promovido un ataque a un hospital materno infantil en el que se encontraban 54 pacientes, entre ellos 28 bebés.

    Etiquetas:
    Organización de Estados Americanos (OEA), Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook