Widgets Magazine
13:40 GMT +314 Octubre 2019
En directo
    Miembros de la entidad de derechos humanos Abuelas de Plaza de Mayo (archivo)

    Activistas y políticos reciben con alegría hallazgo de "nieto 122" en Argentina

    © AFP 2019/ Eitan Abramovich
    América Latina
    URL corto
    0 12
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — Organizaciones y políticos como el presidente ecuatoriano Rafael Correa celebraron que la entidad de derechos humanos Abuelas de Plaza de Mayo haya encontrado al nieto 122 de los 500 que fueron robados de sus familias durante la última dictadura.

    "Bienvenido, nieto 122" publicó en su cuenta de la red social Twitter la agrupación Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio (HIJOS).

    ​La organización, con representación en las principales ciudades del país y en varias capitales del extranjero, recordó que faltan por encontrar otros 300 nietos sustraídos de sus familias durante el terrorismo de Estado.

    "Mientras los buscamos, los genocidas mantienen sus pactos de silencio", indicó el grupo en alusión a los represores.

    El presidente ecuatoriano Rafael Correa manifestó su deseo de que los jóvenes "jamás olviden la historia de nuestra América".

    "Las verdaderas dictaduras sostenidas por los de siempre", escribió en Twitter.

    ​La organización kirchnerista Nueva Encuentro, la rama autónoma de la Central de Trabajadores de Argentina y representantes políticos como el exministro de Defensa Agustín Rossi o el diputado Juan Cabandié también expresaron su satisfacción por el hallazgo.

    El joven cuya identidad ha podido ser rastreada tiene 40 años, y nació en el mayor centro clandestino de detención que funcionó durante el terrorismo de Estado, el que operaba en el predio militar de la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA), en la ciudad de Buenos Aires.

    Se trata del hijo de Enrique Bustamante y de Iris Nélida García Soler, dos militantes de la guerrilla peronista de Montoneros, activa en los años 60 y 70.

    Entre enero y febrero de 1977, la pareja fue secuestrada en el barrio de San Telmo (sur de la capital) y trasladada a otro centro clandestino de tortura conocido como El Club Atlético, un sótano en un edificio de tres plantas que pertenecía a la Policía Federal.

    Cuando el embarazo estaba por llegar a su fin, García Soler fue trasladada a la ESMA, donde después de parir le arrebataron el varón que acaba de dar a luz.

    El joven hallado, que vive en el interior del país, no habría conocido todavía a su familia biológica.

    Abuelas de Plaza de Mayo, que dará una rueda de prensa este martes para dar más detalles sobre su caso, es una entidad que intenta restituir a sus legítimas familias los bebés que fueron sustraídos y dados en adopción ilegal por cómplices o agentes de la dictadura.

    Lea más: Francia desclasificará archivos de la dictadura argentina

    La organización estima que en total 500 nietos fueron separados de sus progenitores como parte de un plan sistemático de apropiación de hijos de opositores políticos que tuvo lugar durante el terrorismo de Estado.

    Además:

    Abuelas de Plaza de Mayo encuentran en Argentina al nieto 120
    Michelle Obama habló de las mujeres líderes, pero omitió a las Madres y a las Abuelas de Plaza de Mayo
    Presidente argentino recibe a Abuelas y Madres de Plaza de Mayo
    Etiquetas:
    secuestro, dictadura, Abuelas de Plaza de Mayo, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik