En directo
    América Latina
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El presidente de Brasil, Michel Temer, negó estar manteniendo conversaciones con los expresidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Fernando Henrique Cardoso para establecer un pacto que blinde a los políticos de los avances de la Operación Lava Jato.

    "Hacer un acuerdo para solucionar los problemas entregados al poder judicial, al Ministerio Público y acabar con lo que está ahí es absolutamente inviable; no participo, no promuevo y jamás fui cuestionado o preguntado sobre eso, sobre si haría una cosa de tal naturaleza", aseguró Temer en una entrevista en la radio Jovem Pan.

    En los últimos días la prensa brasileña había especulado con la posibilidad de que Temer, Lula y Cardoso estuvieran maniobrando para dejar al margen las diferencias políticas y firmar una especie de "pacto de no agresión".

    Lo harían para salvarse de las repercusiones del caso Odebrecht, que vertió acusaciones de corrupción contra los tres y contra sus respectivos partidos, el Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), el Partido de los Trabajadores (PT) y el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

    Temer aseguró que si hablara con sus antecesores sería para tratar de una eventual reforma política, pero dejó claro que eso no está sobre la mesa, como tampoco la convocatoria de una Asamblea Constituyente, que daría lugar a una nueva Constitución y prácticamente refundaría la República.

    "Habría que hacer elecciones, después esperar los trabajos… Mire en el tumulto en el que nos meteríamos en un momento en que las instituciones están funcionando de forma normal", dijo Temer para argumentar su postura.

    El presidente también fue consultado acerca de los ocho ministros de su Gobierno que fueron citados por los ex ejecutivos de Odebrecht y acusados de presuntos delitos de corrupción.

    Temer remarcó que no les apartará del cargo hasta que haya pruebas firmes, aunque admitió que "es muy probable" que a medida que avancen las investigaciones algunos ministros se sientan incómodos y digan que no pueden continuar.

    El presidente brasileño hizo estas declaraciones casi una semana después de que el Tribunal Supremo Federal divulgara la lista con los políticos que deben ser investigados por el caso Odebrecht, entre los que hay ocho ministros, 39 diputados, 24 senadores y tres gobernadores de prácticamente todos los partidos.

    Además:

    "Temer está protegiendo a los investigados por el Lava Jato"
    Aliados de Temer se defenderán de acusaciones de corrupción ante el Supremo
    Justicia de Brasil pide investigar por corrupción a nueve ministros de Temer
    Defensa de presidente brasileño Temer busca desestimar acusaciones en su contra
    Etiquetas:
    ministro, Operación Lava Jato, corrupción, Michel Temer, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook