En directo
    América Latina
    URL corto
    Elecciones en Ecuador (2017) (168)
    121
    Síguenos en

    QUITO (Sputnik) — El candidato oficialista a la presidencia de Ecuador, Lenín Moreno, ofrece continuar con la revolución ciudadana de Rafael Correa y apuntalar sus logros, aunque promete ser más conciliador y resolver los problemas a través del diálogo con todos los actores sociales.

    "He dicho que vamos a comenzar un gobierno responsable a partir del 24 de mayo", escribió Moreno en su cuenta de la red social Twitter, donde agregó: "Juntos vamos a salir adelante".

    Durante la campaña para el balotaje, el exvicepresidente de la República rechazó participar en debates presidenciales, señalando que estos espacios sirven para la confrontación y que él es "partidario del diálogo".

    Además, se le critica que le ha facilitado la cobertura de su campaña a medios de comunicación públicos en perjuicio de los independientes.

    La labor de Moreno a favor de las discapacidades mientras se desempeñó como vicepresidente, entre 2007 y 2013, es una de las fortalezas de su candidatura.

    Además es percibido como un hombre conciliador y carismático, aunque sus críticos creen que seguirá bajo la sombra de Correa de asumir el mandato.

    "Si no estaría seguro de que voy a ganar, no estaría poniendo las cosas tan claras como lo estoy haciendo", dijo el representante del oficialismo en la primera vuelta electoral del 19 de febrero.

    Lasso asegura que lleva más de 1,5 millones de votos de ventaja sobre su contendor para la segunda ronda de abril, el exbanquero Guillermo Lasso.

    Al cierre de los sondeos, el 22 de este mes, Moreno lideraba las encuestas; cuatro de estas le ubicaban como ganador, con diferencias de entre 15 y cinco puntos sobre Lasso.

    En sus discursos, el representante de Alianza País mantiene que lo social será su prioridad, como cuando en 2009 creó la misión Manuela Espejo, un proyecto que registró a todas las personas con discapacidad y determinó que existían 294.611 ecuatorianos en esta condición, incluido el propio Moreno, quien quedó parapléjico desde 1998 a causa de un disparo.

    Este estudio sirvió como referencia para después atender las necesidades de este grupo con ayudas económicas y asistencias técnicas.

    De ganar la presidencia, su esposa, Rocío González, estará a cargo de esta misión, que prevé ampliarse e incluir a más sectores vulnerables.

    "Yo sí le agradezco al doctor Moreno por lo que hizo por mí y por mi hijito, él tiene retraso cerebral desde que nació, porque se me pasó el parto, y desde hace 46 años le cuido, pero si no fuera por su ayuda sería más difícil", dijo Genoveva Merizalde, de 85 años, en diálogo con Sputnik.

    Como ella, cientos de personas agradecen al exvicepresidente su gestión por los más necesitados y es el voto cautivo que lo ha acompañado desde hace meses.

    Sin embargo, gremios y grupos sociales se muestran divididos ante su candidatura; hay indígenas, sindicatos, políticos locales, maestros y jóvenes que lo apoyan, y otros que lo rechazan.

    La prefecta de la provincia amazónica de Orellana, Guadalupe Llori, explicó a esta agencia que hace 10 años confiaba en el partido gobernante, pero que este los "traicionó".

    "Por eso ahora apoyamos a Lasso, porque Lenín dice que hará las cosas diferente, pero no es así ya sabemos que nos mienten", afirmó.

    Además de lo social, Moreno ha ofrecido potenciar la inversión extranjera y nacional para generar fuentes de empleo y apalancar el desarrollo económico golpeado por la recesión.

    Asimismo, plantea recuperar la industria agrícola, fortalecer el acceso a la vivienda y mantener la gratuidad de la educación y la salud.

    En 2012, Moreno fue postulado al Premio Nobel de la Paz y luego elegido presidente del Comité para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Discapacidades (Ceddis) de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

    Después de dejar la vicepresidencia, en 2013 fue nombrado enviado especial del Secretario General de las Naciones Unidas sobre Discapacidad y Accesibilidad, y desde este cargo intentó promover la sensibilización de los estados hacia las discapacidades.

    Sin embargo, en Ecuador su misión en las Naciones Unidas despertó críticas, especialmente por los gastos en los que incurrió el Gobierno para mantener al exvicepresidente en Ginebra, destinando 1,6 millones de dólares anuales a su estadía entre el 1 de diciembre de 2013 y el 15 de julio de 2016.

    También ha sido cuestionado por otros temas, como las obras inconclusas que dejó al finalizar su labor como vicepresidente, y por haber cobrado miles de dólares por charlas motivacionales en entidades públicas, cuyos fondos se dirigían a la fundación que maneja junto con su familia para atender a niños con VIH (virus de inmunodeficiencia humana, causante del sida) y ancianos.

    En sus alocuciones, Moreno ha destacado que su presidencia evitará ser "confrontativa" y promoverá "la dignificación de la política", dejando en claro que tendrá un estilo distinto de gobernar.

    Moreno nació en Nuevo Rocafuerte, en la Amazonía ecuatoriana, en 1953, y es licenciado en administración pública por la Universidad Central del Ecuador.

    Está casado con Rocío González y tiene tres hijas.

    Este 2 de abril, 12,8 millones de ecuatorianos elegirán al nuevo presidente, después de 10 años y cuatro meses de Correa en el Gobierno.

    Tema:
    Elecciones en Ecuador (2017) (168)

    Además:

    Segunda vuelta electoral en Ecuador podría generar tensiones si hay una estrecha victoria
    Candidato oficialista ganaría elecciones en Ecuador
    El progresismo aventaja por 15 puntos a la derecha para el balotaje en Ecuador
    Etiquetas:
    segunda vuelta, elecciones presidenciales, elecciones, Lenín Moreno, Rafael Correa, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook