18:01 GMT +316 Diciembre 2018
En directo
    Michel Temer, presidente de Brasil

    Temer: el "espectáculo" por escándalo de la carne adulterada dañó a Brasil

    © REUTERS / Paulo Whitaker
    América Latina
    URL corto
    0 02

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El presidente de Brasil, Michel Temer, criticó la manera en que la Policía Federal llevó a cabo la operación "Carne Fraca" ("carne débil", en portugués) que reveló el esquema de corrupción de adulteración de productos cárnicos, por considerar que generó problemas al país.

    "De repente, se hace un espectáculo con este episodio y se crea un problema internacional", dijo el mandatario en una entrevista con el canal Globonews.

    Temer explicó que no se opone a que las empresas involucradas sean castigadas, pero insistió en que el asunto debería haber sido abordado de otra forma.

    "No estamos diciendo que si hay una irregularidad no tiene que ser castigada, al contrario. Eso (el espectáculo) es lo que no está bien, porque generó un problema internacional", explicó.

    El mandatario recordó que hasta ahora China importaba casi 2.000 millones de dólares anuales de carne brasileña y ahora suspendió la importación, aunque por el momento sólo la de los alimentos producidos en las 21 plantas frigoríficas investigadas.

    "Yo mismo fui muchas veces a China (…) y conseguimos introducir la carne en ese país poco a poco, fue una lucha, no sólo mía, una lucha de más de 20, 30 años", lamentó el presidente ante las posibles consecuencias del actual veto.

    Otros países, como Chile, Egipto, Hong Kong, México, Sudáfrica y Suiza, así como la Unión Europea, anunciaron medidas similares, lo que según cálculos del ministerio de Agricultura podría costarle a Brasil 1.500 millones de dólares al año.

    Desde que la semana pasada la policía divulgó la operación Carne Fraca las críticas por parte de miembros del Gobierno y del sector agropecuario no se hicieron esperar, al considerar que ponía en duda la fiabilidad de todo el sector y que acusaba sin pruebas, ya que la mayoría de sospechas se basan en escuchas telefónicas.

    Temer recordó que de los más de 11.000 funcionarios que trabajan en el ministerio de Agricultura tan solo 33 están presuntamente involucrados en la trama corrupta, y que de las 4.800 plantas frigoríficas brasileñas sujetas a inspección solo se detectó fraude en 21 de ellas.

    Las críticas a la labor policial no sentaron bien entre los agentes; en un comunicado emitido el lunes la Federación Nacional de los Policías Federales aseguró que se está orquestando una maniobra "para desacreditar las investigaciones".

    "La Operación Carne Fraca es de suma importancia, ya que las empresas y los funcionarios públicos actuaron de forma negligente y grave con la salud de los consumidores", remarcaron los policías.

    Con las investigaciones la policía desveló que diversas empresas del sector cárnico, como JBS y BRF –las más importantes– adulteraban la carne con ácidos en niveles superiores a la normativa para disimular la mala calidad de los alimentos e inyectaban agua en pollos para aumentar su peso de forma artificial, entre otras prácticas fraudulentas.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Huele mal: escándalo de carne podrida resiente economía brasileña
    Liberados cuatro sospechosos del esquema de la carne adulterada en Brasil
    Brasil prohíbe la exportación de carne de las 21 empresas investigadas por fraude
    Etiquetas:
    carne, Michel Temer, Brasil