En directo
    América Latina
    URL corto
    0 52
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — Decenas de miles maestros de la educación pública confluyen desde distintos puntos del país en la ciudad de Buenos Aires para protestar contra la negativa del Gobierno de Mauricio Macri a abrir una discusión nacional sobre los aumentos salariales.

    La #MarchaFederalEducativa es tendencia en Twitter a nivel nacional.

    Cuatro columnas, provenientes de la Patagonia (sur), Cuyo (oeste), el Nordeste y el Noroeste del país ingresaron en las últimas horas en la capital argentina y se preparan para reunirse frente a la sede del Gobierno, en la Plaza de Mayo.

    El acto central tendrá como protagonistas a los cinco sindicatos nacionales de profesores: la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA), la Unión Docentes Argentinos (UDA), el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP), la Confederación de Educadores Argentinos (CEA) y la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET).

    La manifestación coincide con el tercer paro de 48 horas que convocan los profesores en las últimas tres semanas, lo que afecta el desarrollo normal de las clases en la mayoría de los colegios del nivel primario y secundario en todo el país.

    El Gobierno se niega a reabrir como cada año las negociaciones nacionales que establezcan el salario mínimo docente, y deja a cada provincia que negocie los aumentos salariales con los sindicatos de su jurisdicción.

    La provincia de Buenos Aires, la más poblada e importante del país, ofrece un incremento salarial del 19% en tres cuotas, más una cláusula que reabre las negociaciones en caso de que se dispare la inflación.

    Los sindicatos reclaman un 25% de aumento para este año y un 10% más para compensar la pérdida de su poder adquisitivo en 2016 debido a la inflación, que superó el 40%.

    El conflicto con los sindicatos nacionales ha ido en aumento en los últimos días, tras las medidas adoptadas por la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, para desalentar la huelga en su distrito.

    Afín al Gobierno nacional, Vidal comenzó a descontar los días de huelga de los salarios de los profesores, convocó a voluntarios para brindar apoyo escolar durante las paralizaciones y ofreció una paga extra a los docentes que no se sumaran a las medidas de fuerza.

    En coincidencia con el comienzo del paro esta semana, el presidente Macri presentó el martes los "dolorosos" resultados de la prueba Aprender, una evaluación realizada a nivel nacional en octubre de 2016 en el que participaron 1,4 millones de alumnos.

    Lea más: Cae popularidad de presidente de Argentina

    "Siete de cada diez chicos que termina el secundario no tienen conocimientos en matemáticas y cinco de cada 10 no comprenden textos", señaló el mandatario.

    Uno de cada dos alumnos de la educación secundaria no termina el ciclo, añadió Macri.

    El mandatario también mencionó la "terrible inequidad entre aquel que puede ir a una escuela privada y aquel que tiene que caer en la escuela pública", una frase que ha causado malestar en sectores políticos y gremiales.

    El Gobierno, entre tanto, enviará al Congreso un proyecto de ley con 108 metas educativas, denominado Plan Maestro.

    Además:

    Principal gremial argentina confirma una huelga general contra el Gobierno de Mauricio Macri
    Masiva manifestación de docentes en Argentina contra el Gobierno de Mauricio Macri
    Presidente argentino tilda a profesores de "oportunistas" por convocar paro de 48 horas
    Etiquetas:
    protestas, educación, profesores, maestros, paro, manifestación, SADOP, CTERA, Mauricio Macri, Buenos Aires, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook