En directo
    Logo de Odebrecht

    Caso Odebrecht coincide con el "cáncer" de la corrupción en Perú

    © REUTERS / Carlos Jasso
    América Latina
    URL corto
    María García Arenales
    El caso Odebrecht (2017) (225)
    110

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Perú está acostumbrado a los escándalos de corrupción como el que vincula a la constructora brasileña Odebrecht con el expresidente Alejandro Toledo (2001-2006), coincidieron expertos peruanos consultados por Sputnik.

    "Las investigaciones determinarán hasta dónde llega el caso, pero si tuviéramos que hablar de la corrupción en Perú, podemos decir que es una especie de cáncer (…) si se incrimina a los expresidentes, será la punta del iceberg de un conjunto de problemas institucionales", señaló el politólogo Richard Cuadros Soldevilla, asesor de la Escuela de Ciencias Políticas de la Universidad de San Marcos.

    Pese a las normas para las contrataciones establecidas por el Estado, la práctica de los sobornos se da en muchos sectores "y culturalmente está aceptada", añadió Cuadros Soldevilla.

    A mediados de diciembre, un informe de la fiscalía general de Estados Unidos reveló que Odebrecht había pagado millonarios sobornos en 12 países, entre ellos Perú, para hacerse con contratos de infraestructura.

    La empresa admitió que pagó un total de 29 millones de dólares en sobornos a funcionarios peruanos para adjudicarse obras públicas entre los años 2005 y 2014, periodo que abarca los Gobiernos de Toledo, Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016).

    Para el investigador Jaris Mujica este escándalo hace que la lista de casos de corrupción se amplíe, "pero no representa, per se, una novedad".

    "Es algo presente tanto en los resultados de las encuestas de opinión a la ciudadanía, como en los resultados sobre la desconfianza en las instituciones desde hace muchos años", señaló a esta agencia Mujica, investigador del Departamento de Ciencias Sociales de la Pontificia Universidad Católica de Perú.

    Corrupción privada

    Sin embargo, Mujica destacó que a partir de este caso se evidencia el papel del sector privado en actos de corrupción.

    "Esto, que es de amplio conocimiento para la investigación académica y la política criminal, no siempre es correlativo en el imaginario social, más en el contexto peruano de neoliberalismo, bastante ortodoxo, en donde muchos esperan que el sector privado sea más eficiente, eficaz y transparente que el Estado", explicó.

    De esta manera, es probable que el caso Odebrecht genere una mayor desconfianza en el sector privado y en los poderes empresariales.

    Por otro lado, también queda de relieve la escasa eficiencia de los sistemas anticorrupción, añadió el politólogo.

    "La capacidad de detección de irregularidades y de actos de corrupción es muy baja", y la mayoría de las veces se "activan investigaciones solo cuando la evidencia es contundente o cuando hay un informante interno del propio caso que provee la información organizada", sostuvo Mujica.

    El académico destacó algunas de las acciones que se han tomado en el país en los últimos años para combatir la corrupción y para fomentar la transparencia de las instituciones, como el "fortalecimiento de las unidades de investigación fiscal y la discusión sobre la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción".

    Pero también consideró que hay otras medidas que son principalmente "normativas y simbólicas, como los buzones de denuncia, que, pese a ser importantes, tienen poca eficacia".

    "Tenemos un mar de información y pocos analistas y personas capacitadas que se dediquen a bucear en los datos para encontrar irregularidades", aseguró Mujica, quien considera que los cambios solo llegarán si el Gobierno aplica medidas diferentes.

    Implicados

    El expresidente Toledo está acusado de haber aceptado 20 millones de dólares en sobornos de Odebrecht a cambio de concederle el suculento contrato para construir los tramos 2 y 3 de la Carretera Interoceánica, destinada a unir Brasil y Perú.

    A principios de este mes la fiscalía abrió una investigación a Nadine Heredia, la esposa de Humala, por el presunto trato de favor a Odebrecht en la licitación de la obra del Gasoducto Sur Peruano, valorada en más de 7.000 millones de dólares, según informó el diario local El Comercio.

    Por este mismo caso fueron llamados a declarar en calidad de testigos, Humala, el expresidente García, la líder opositora Keiko Fujimori y el actual mandatario Pedro Pablo Kuczynski.

    Además, el actual presidente fue ministro de Economía del Gobierno de Toledo, por ello "existe un temor a que pueda estar comprometido en estos actos", sostuvo Cuadros Soldevilla.

    "Puede que no haya una responsabilidad penal, pero hay responsabilidades políticas que tiene que asumir", añadió el especialista.

    En Perú se han repetido en los últimos años prácticas corruptas que se dieron durante el Gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000), según el analista.

    García, por otra parte, habría destinado casi 2.000 millones de dólares del presupuesto del Estado a la construcción de la Carretera Interoceánica (el equivalente a un 45% del presupuesto total), también a cargo de Odebrecht, según una investigación del periódico local El Comercio.

    Sin embargo, el expresidente reiteró el domingo que no está involucrado en corrupción, aunque lamentó no haber detectado a los funcionarios corruptos durante su mandato, informa la prensa local.

    Varios funcionarios de García ya han sido detenidos por este caso.

    Ecuador, Angola, Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Guatemala, México, Mozambique, Panamá y Venezuela son los países en los que Odebrecht sobornó supuestamente a altos funcionarios por un monto cercano a 756 millones de dólares para hacerse con al menos 100 proyectos de infraestructura que le representaron cerca de 12.000 millones de dólares en beneficios.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    El caso Odebrecht (2017) (225)

    Además:

    El dominó Odebrecht se acerca al expresidente peruano Alejandro Toledo
    Presidente peruano Kuczynski niega haber recibido coimas en caso Odebrecht
    Odebrecht pagó casi $30 millones en sobornos a funcionarios peruanos
    Etiquetas:
    corrupción, Odebrecht, Alejandro Toledo, Perú