En directo
    América Latina
    URL corto
    2017, el centenario de la Revolución rusa (117)
    250
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El Carnaval de Brasil de este año estará lleno de múltiples homenajes a Rusia, con blocos (bandas de músicos que desfilan por las calles) que recordarán los 100 años de la Revolución Rusa que acabó con el zarismo.

    Muchas de estas agrupaciones musicales escogen cada año un tema para estructurar su desfile y componen una canción (una samba) especial para la ocasión.

    En Río de Janeiro el bloco Prata Preta, nacido en 2004 en la región portuaria, escogió como lema para su Carnaval "De Saúde (el barrio del bloco) a la Estación Finlandia", en referencia a la famosa estación de tren de San Petersburgo donde llegó Lenin para iniciar la Revolución.

    En la camiseta oficial que visten los miles de seguidores del bloco se puede ver a Lenin y a Karl Marx con actitud puramente carnavalesca, tocando el "pandeiro" y el "tamborim".

    Uno de los fundadores de este bloco, Bruno Müller, explicó en declaraciones a Sputnik que eligieron el tema porque sus miembros —muchos de ellos profesores de historia— se identifican con los asuntos de "revuelta popular".

    No en vano el año pasado decidieron abordar los 120 años de la Guerra de Canudos, un enfrentamiento producido en el interior de Brasil entre el Ejército y el líder religioso Antônio Conselheiro y sus seguidores, la mayoría campesinos pobres.

    Además, el bloco se llama así porque Prata Preta era el apodo de Horácio José da Silva, uno de los líderes de la revuelta que vivió Río de Janeiro en 1904 contra la campaña de vacunación obligatoria impuesta por el gobierno federal.

    "Nosotros pensamos que la cultura tiene el poder de ser utilizada como arena de conflicto y de discusiones sociales y políticas. En nuestro desfile habrá gente vestida de la Revolución Rusa, eso estimula la imaginación, provoca que la gente piense", dijo.

    El desafío, confiesa Müller entre risas, será hacer emular con los disfraces a los líderes rusos o la estética del país eslavo cuando en esta época del año las temperaturas en Río sobrepasan con facilidad los 40 grados.

    En algunos eventos previos del bloco ya se dejó ver el "fantasma del comunismo" —un seguidor vestido con una sábana con la hoz y el martillo— y se espera que el sábado de Carnaval miles de cariocas llenen el bloco de referencias a la historia rusa.

    Además, antes del Carnaval el bloco realiza charlas, conferencias y debates en torno al tema escogido, por lo que la discusión va más allá del confeti y las serpentinas, remarca Müller.

    Pero el Prata Preta no es el único bloco que teñirá el carnaval de rojo comunista: en São Paulo el llamado Bloco Soviético llevó el pasado domingo a decenas de miles de personas a la famosa Rua Augusta.

    Hubo muchos gritos contra el presidente Michel Temer —un clásico en los blocos de izquierdas— y contra el actual alcalde de Sao Paulo, Joao Doria, por sus intentos de regular el carnaval de calle.

    El Bloco Soviético, igual que el Prata Preta y muchos otros, reivindica un carnaval libre, espontáneo e irreverente, no sujeto a los intereses del mercado ni a las autoridades, con un fuerte mensaje sobre la apropiación del espacio público de la ciudad.

    Al margen de abordar temas locales a través de satíricas canciones también se hacen relecturas de clásicas "marchinhas" —canciones típicas de Carnaval— para adaptarlas a la temática rusa.

    "Cuánto tiro ¡oh! Qué griterío, Lenin ya llegó a la estación, Rasputín está llorando por el amor de la zarina, en medio de la multitud (…) Voy a traer vodka, voy a llevar limón, para la Revolución", dice una versión de la canción "Máscara Negra" de Zé Keti, rebautizada como "Praça Vermelha" ("Plaza Roja").

    Junto a homenajes puntuales otros blocos nacieron ya con el ADN comunista; es el caso del bloco "Comuna que Pariu" ("Comuna que parió"), formado por miembros de la Unión de la Juventud Comunista (UJC) en 2009 y convertido en una plataforma de cultura de base del Partido Comunista de Brasil (PCB).

    En los últimos años sus desfiles estuvieron dedicados a lucha contra los desalojos masivos que provocó la organización del Mundial de Fútbol de 2014, la lucha feminista y el combate al racismo y este año se centrarán en los derechos de gays, lesbianas y transexuales.

    "El carnaval puede ser un acto político", resalta Müller, del Prata Preta, recordando la movilización espontánea de muchos blocos que salieron a la calle fuera de temporada, para gritar contra el "impeachment" contra la presidenta Dilma Rousseff (Partido de los Trabajadores).

    Tema:
    2017, el centenario de la Revolución rusa (117)

    Además:

    Alcalde de Sao Paulo admite estar desbordado por la magnitud del carnaval de calle
    La última guardiana del legado de Dolores Ibárruri
    Londres celebra la exposición artística de la Revolución rusa
    Etiquetas:
    comunismo, carnaval, Revolución de Octubre, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook