En directo
    América Latina
    URL corto
    1 0 0
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — Desde finales de enero se detectó una saturación de presos en el Sistema Penitenciario Federal (SPF) por albergar en sus establecimientos más personas encarceladas de las que permite su capacidad, alertó la Procuración Penitenciaria.

    "Desde el 20 de enero se registra (una) sobrepoblación general", informó el jueves el organismo en un informe.

    La Procuración Penitenciaria, con presupuesto propio e independiente del Poder Ejecutivo, es un organismo que vela por el respeto de los derechos humanos de las personas privadas de libertad.

    "Durante las primeras semanas de 2017 el SPF ha vuelto a superar el récord histórico de personas detenidas", constató la entidad.

    Al mismo tiempo, el SPF amplió la capacidad declarada de alojamiento en su sistema penitenciario "de forma arbitraria, sin considerar criterios objetivos de habitabilidad".

    Al 10 de febrero se registraron 11.124 personas detenidas en los establecimientos federales, cuando su capacidad es de 11.119 presos.

    Los centros más saturados son el Complejo Penitenciario Federal II de Marcos Paz, en la provincia de Buenos Aires, que supera en 184 personas el cupo habilitado, y el Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza, en el mismo distrito, donde hay 141 encarcelados más de los que corresponden.

    "El problema de la sobrepoblación se complejiza debido a que no existe información confiable acerca de las capacidades de alojamiento de las distintas unidades penitenciarias, observándose a menudo incrementos del cupo declarado que no van acompañados de la habilitación de nuevas plazas de alojamiento", observó la Procuración.

    Las consecuencias más graves de la sobrepoblación carcelaria son la tortura, los malos tratos, el aumento de la violencia dentro de las cárceles y la deficiente alimentación y atención a la salud que reciben las personas detenidas.

    Esta situación también conlleva el hacinamiento y la falta de privacidad de los presos; el deterioro edilicio y material; la degradación de las condiciones higiénico-sanitarias, y la imposibilidad de acceder a un trabajo o a programas educativos, "así como de mantener los vínculos familiares y sociales".

    "Considerando las gravísimas vulneraciones de derechos que produce la sobrepoblación, y la obstaculización que representa para la reinserción social de las personas detenidas, resulta indispensable la adopción de medidas por parte de los diversos actores estatales implicados", concluyó la Procuración.

    Argentina posee 36 cárceles federales en todo el país, pero algunas jurisdicciones no tienen este tipo de centros, como las de Córdoba y Santa Fe (la segunda y tercera provincia más importantes del país).

    Al término de 2016, 36 presos fallecieron bajo la custodia del sistema penitenciario federal.

    Trece de ellos murieron de forma violenta.

    Etiquetas:
    sobrepoblación, cárcel, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook