En directo
    América Latina
    URL corto
    Elecciones en Ecuador (2017) (168)
    0 04
    Síguenos en

    QUITO (Sputnik) — Orgulloso de no tener título universitario y haber "aprendido haciendo", el exbanquero Guillermo Lasso busca alcanzar la presidencia de Ecuador en las elecciones nacionales con la promesa de generar un millón de puestos de trabajo y hacer que la democracia vuelva al país.

    "Es hora de llenar la silla vacía, recuperar la democracia y dejar atrás la historia de un dueño del país", dijo el candidato del opositor Creando Oportunidades (CREO) durante el diálogo presidencial del 5 de febrero pasado en referencia al actual presidente Rafael Correa.

    Lasso, nacido hace 61 años en la ciudad de Guayaquil (suroeste), ha prometido que eliminará hasta 14 impuestos, e impulsará la inversión privada y los acuerdos comerciales para generar un millón de puestos de trabajo.

    El candidato afirma que sabe "cómo hacerlo", ya que durante su vida ha creado "más de 100.000 empleos".

    "Yo he creado empleo toda mi vida y a muchos les asombra; es que ellos no lo han hecho nunca", dijo en una entrevista con el programa televisivo Día a Día.

    Bachiller

    El líder del partido Creando Oportunidades (CREO) tiene estudios secundarios y un doctorado honoris causa por la Universidad de las Américas, de Ecuador; junto con el candidato oficialista Lenín Moreno, quien tiene una licenciatura en administración pública, es el que menos preparación formal registra de entre los ocho postulantes a la presidencia.

    "No tengo ningún título universitario, soy una persona que ha aprendido haciendo y ha aprendido mucho", explica y asegura que cuando alguien se refiere a él como bachiller, "con el ánimo de ofender", no lo recibe como un agravio, porque "muchos ecuatorianos" son como él.

    Lejos de la academia, su trayectoria ha estado vinculada al empresariado y las finanzas; ya a los 15 años trabajaba como oficinista en la Bolsa de Valores de Guayaquil para pagar la pensión de su colegio y ayudar a su familia de clase "media-pobre".

    "He sido oficinista, vendedor ambulante de cerámica, he vendido bingos, enciclopedias, he trabajado en la aduana, he emprendido en el sector inmobiliario y en el campo cívico", aclara el expresidente del Banco de Guayaquil, una de las entidades financieras más sólidas del país, que dirigió por 46 años.

    Fue en 2012 que anunció su retiro de la presidencia de la entidad financiera e inició su plataforma política, con una clara oposición al Gobierno de Rafael Correa, con quien perdió en las elecciones de 2013, en su primera elección presidencial.

    Dolarización

    Sin embargo, la sombra de la mayor crisis económica del país le persigue y se ha vuelto un importante obstáculo a sortear para su llegada al Palacio de Carondelet, sede del Gobierno ecuatoriano.

    Su única experiencia en la administración pública fue durante el Gobierno del conservador Jamil Mahuad (1998-2000), en el que se desempeñó como gobernador de la provincia de Guayas (suroeste) y como superministro de Economía, durante uno de los periodos más oscuros de la historia nacional.

    En marzo de 1999, Mahuad decretó un feriado bancario que, según cifras oficiales, derivó en el congelamiento de 1.941 millones de dólares de depósitos de los ciudadanos y el posterior proceso de dolarización de la divisa local, lo que tuvo como consecuencia una gran crisis económica y social, por la cual decenas de miles de ecuatorianos emigraron a España y EEUU, entre otros destinos.

    A principios del año 2000 el presidente Mahuad fue sacado de su cargo por la fuerte presión social y política que enfrentaba, incluida la de los militares.

    Correa ha señalado a Lasso como el "responsable político" de esa crisis y en campaña electoral este argumento se ha repetido.

    Sin embargo, el exbanquero se defiende y aclara que su participación en el gobierno de Mahuad comenzó meses después de decretado el feriado bancario y que él no participó en esa decisión, no obstante lo cual la opinión pública mantiene una postura dividida al respecto.

    Lasso apuesta por segunda vez a la presidencia con un modelo radicalmente distinto al del socialismo del siglo XXI promulgado por Correa.

    Las últimas encuestas le ubicaban a más de diez puntos de distancia del oficialista Moreno, quien lidera la intención de voto.

    Este domingo, 12,6 millones de ecuatorianos escogerán entre ocho candidatos al sucesor de Rafael Correa, quien gobierna el país desde 2007.

    Tema:
    Elecciones en Ecuador (2017) (168)

    Además:

    Candidato oficialista lidera intención de voto en Ecuador
    Candidato a presidencia de Ecuador daría a Assange un mes de plazo para salir de embajada
    Las elecciones de Ecuador son cruciales para el futuro político de América del Sur
    Etiquetas:
    elecciones presidenciales, elecciones, Guillermo Lasso, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook