06:08 GMT +322 Noviembre 2019
En directo
    Incendio en Chile

    Chile debe aprender la lección de los incendios y repensar el uso de sus suelos

    © REUTERS / Juan Gonzalez
    América Latina
    URL corto
    140
    Síguenos en

    Los incendios que arrasaron con más de medio millón de hectáreas en Chile son consecuencia del cambio climático y de los profundos cambios en los suelos, producto de la forestación indiscriminada con especies introducidas, incentivada por el Estado.

    En las últimas cuatro décadas, a lo largo de buena parte del territorio de Chile —especialmente en el centro-sur— pulularon las plantaciones destinadas a la industria forestal gracias a un decreto ley de 1974 que establece importantes beneficios fiscales a esta actividad.

    Los incendios que alcanzaron los titulares de todo el mundo tienen bastante que ver con esta medida. La industria forestal ocupó grandes extensiones en "reemplazo de la flora nativa" en la zona del país con "la mayor riqueza biológica", explicó a Sputnik Olga Barbosa, doctora en Ciencias Biológicas y académica de la Universidad Austral de Chile.

    Más: Un vídeo impresionante: 'El Luchín' apagando los incendios de Chile

    La falta de regulación en la industria forestal y la expansión de áreas plantadas con eucaliptos o pinos han afectado en la disponibilidad de agua y la humedad de los suelos. Los cambios en el paisaje han creado grandes zonas más propensas a conflagraciones frente a olas de calor, sequías y quemas deliberadas o accidentales, con el riesgo que conlleva para las poblaciones y las actividades económicas.

    Barbosa dijo que se estima en 550.000 las hectáreas afectadas por los incendios masivos en lo que va de 2017 en Chile. La investigadora asociada del Instituto de Ecología y Biodiversidad indicó que el daño de esta catástrofe "es inmenso" pero que aún no se puede evaluar de manera conclusiva.

    Los incendios aún no han terminado. Además, se avecina una nueva ola de calor y existe más biomasa seca que podría tomar fuego y crear un escenario similar al que se vivió en los últimos días. De hecho, para entender lo que está sucediendo en Chile es importante tener en cuenta la interacción entre el cambio climático y la modificación del uso de los suelos.

    "Esas dos cosas interactúan entre sí. Si el cambio climático hubiese ocurrido independiente y no hubiésemos modificado las plantaciones, habría que preguntarse si el desastre hubiese ocurrido a esta escala", señaló la especialista.

    Por eso, al momento de tomar en cuenta "medidas de adaptación o de mitigación" hay que tener en cuenta "que estos efectos son sinérgicos".

    ​"Lo que sí está claro es que si nosotros no hacemos acciones puntuales para restaurar ese ecosistema, va a ser muy difícil recuperarlo. Los ecosistemas nativos que se quemaron no están adaptados al fuego, entonces después de este período quedaron completamente devastados. Además hay muchos animales, tanto silvestres como domésticos, que se vieron afectados y muchos murieron", comentó Barbosa.

    La especialista, presidenta de la Sociedad de Ecología de Chile, indicó que si no se excluye la ganadería de estas áreas naturales con "matorral y bosques nativos que se quemaron", la poca regeneración que puede ocurrir "nunca va a avanzar". En ese sentido apuntó sobre la necesidad de políticas efectivas para revertir la situación e indicó que este momento es propicio para hacerlo.

    "Tenemos una oportunidad de hacer un modelo diferente: no solo forestal, sino también agrícola, de la matriz productiva en general, que se relacione con las áreas naturales. Tenemos la oportunidad de poder rediseñarla para que sea menos homogénea y que evite que la propagación de los incendios", dijo la catedrática.

    El Ministerio del Medioambiente ya convocó a la creación de un Plan Nacional de Restauración, pero para la experta, está fallando en su coordinación con el Ministerio de Agricultura, que dispone de mayor presupuesto y es, además, el que administra los subsidios forestales.

    "Si no se ponen de acuerdo, vamos a repetir el modelo. Entonces no vamos a haber aprendido ni una lección", aseveró. Sin embargo, Barbosa es consciente de que la madera de las plantaciones es necesaria para calefaccionar, construir muebles y casas.

    "Lo único que estamos diciendo es que tiene que haber una mayor regulación de la industria forestal, para que no se vuelvan a generar estos paños continuos, homogéneos, en donde el fuego se expande fácilmente, donde disminuye la cantidad y la calidad de agua, y genera un montón de pobreza", concluyó.

    Además:

    Policía arresta a trabajadores de firma eléctrica acusados de provocar incendio en Chile
    Aviones de Rusia y EEUU unen fuerzas para sofocar gran incendio en Chile
    Incendio forestal arrasa un pueblo en el centro sur de Chile
    Chile enfrenta el peor incendio forestal de su historia
    Etiquetas:
    suelos, biodiversidad, incendios forestales, ecología, Chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik