22:14 GMT +319 Noviembre 2019
En directo
    ELN guerrilla póster

    Gobierno de Colombia pidió al ELN renunciar al secuestro al inicio de los diálogos de paz

    CC BY-SA 2.0 / Julián Ortega Martínez / ELN guerrilla poster
    América Latina
    URL corto
    Negociaciones de paz con el ELN en Colombia (81)
    0 0 0
    Síguenos en

    QUITO (Sputnik) — Los diálogos de paz iniciaron en Quito con un exhorto del Gobierno colombiano al Ejército de Liberación Nacional (ELN) para que proclamen su renuncia pública al secuestro como una primera medida para avanzar en el proceso, mientras que la guerrilla pidió esfuerzos para lograr más democratización en Colombia.

    "Quiero aprovechar esta ocasión paran  invitar al ELN a darle hoy la mejor noticia a los colombianos con su renuncia pública al secuestro" por considerarlo inaceptable a nivel humanitario, ético, político y jurídico, dijo el jefe de la delegación gubernamental, Juan Camilo Restrepo, durante el acto inaugural de las negociaciones en Quito.

    Asimismo, expresó que el Gobierno llega a los diálogos con la intención de ejecutar los temas "con la mayor celeridad y rigurosidad", aunque esto no significa que serán diálogos "exprés" ya que el objetivo es un acuerdo que termine el conflicto armado que contenga transformaciones para “la paz y la equidad".

    En ese sentido, el representante del Gobierno colombiano solicitó al grupo subversivo trabajar para erradicar la violencia y así "propiciar el tránsito del ELN a la política legal".

    Según Restrepo, el proceso de paz con el ELN, cuya primera ronda comenzará este miércoles, es independiente de otros, pero se aprovechará aportes del Acuerdo de La Habana negociado con la principal guerrilla colombiana, las FARC, entre noviembre de 2012 y septiembre de 2016 para incorporarlos de acuerdo con las conveniencias.

    Resaltó, además, que la prioridad del proceso de paz con el ELN es apoyar a las regiones, honrar el derecho de las víctimas del conflicto, cesar los secuestros del grupo rebelde y facilitar la participación política de los guerrilleros en un escenario sin armas.

    Durante su intervención, recordó que la primera ronda de negociaciones abordará de manera simultánea el enfriamiento del conflicto, a fin de poder alcanzar un cese del fuego bilateral, y la participación social en la construcción de la paz.

    Por su parte el representante del ELN, alias Pablo Beltrán, manifestó la voluntad de su grupo de "cambiar” con la intención de "trazar unos nobles propósitos nacionales de largo plazo”, pero explicó que para lograrlos “se necesita sumar las fuerzas de las mayorías que quieren la paz”.

    Sin embargo, aclaró que los cambios que se deben alcanzar en Colombia para abandonar la violencia no pueden ser solo el fin de las hostilidades, sino el reconocimiento del conflicto político seguirá existiendo, pero se librará de manera negociada.

    El ELN está dispuesto "a asumir responsabilidad por los hechos de violencia durante el conflicto armado y esperamos de la otra parte lo mismo", dijo el guerrillero.

    Por ello subrayó que los diálogos comienzan con la voluntad que "tengamos cada parte para cambiar" y recordó que asisten a estas conversaciones "con la convicción de que debemos cambiar lo que debamos cambiar, con tal que se abran las puertas a una democratización del país".

    Criticó también a "las grandes empresas de comunicación” que difunden su mensaje "sobre el cambio de esencia que debemos hacer la guerrilla” pero que poco dicen "sobre el cambio que el régimen debe hacer para que llegue la paz".

    Se refirió también a la necesidad de que pare la “persecución abierta y encubierta contra la protesta social y contra cualquiera que cuestione el modelo" por lo que propuso "una progresión de acuerdos sucesivos, proyectados a materializar un cese del fuego".

    "No venimos a pedir una revolución por decreto, pero sí unos cambios urgentes que abran camino a una Colombia en paz, democrática y soberana”, para la cual "debe haber redistribución de riqueza y de poder", sentenció Beltrán.

    Combatientes del ELN (archivo)
    © AFP 2019 / ELN's Portal Voces de Colombia
    De parte del Gobierno de Ecuador, el canciller Guillaume Long ratificó el compromiso de su país con la paz en Colombia y felicitó al pueblo colombiano por "hacer la paz" y por la “valentía” de asumir ese proceso.

    "Creo que hemos sido consecuentes con este compromiso ético político histórico", dijo Long  e insistió en que las partes "cuentan con nuestro apoyo para lograr la paz".

    Más temprano, organizaciones sociales manifestaron su apoyo al proceso, aunque solicitaron una participación más directa, así lo expresó Marylén Serna, vocera  vocera de la Mesa Social para la Paz, para quien el interés es que "no solo se recojan propuestas, sino que se generan espacios amplios, participativos y democráticos donde la gente sienta que aporta".

    Aunque en marzo de 2016 el Gobierno colombiano y el ELN anunciaron desde Caracas que estaban listos para iniciar los diálogos, dificultades para cumplir gestos recíprocos de buena voluntad obligaron a postergar la instalación de la mesa hasta el martes.

    La participación del ELN en un diálogo con el Gobierno es reclamado por varios sectores que consideran que solo se puede pacificar Colombia cuando se logre un armisticio con ese grupo rebelde, el segundo después de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia).

    Tema:
    Negociaciones de paz con el ELN en Colombia (81)

    Además:

    ELN libera a exdiputado colombiano Odín Sánchez
    Guerrilla colombiana ELN libera a soldado antes de inicio de diálogo de paz
    Etiquetas:
    paz, Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia, Quito, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik