Widgets Magazine
15:46 GMT +319 Septiembre 2019
En directo
    Un muro

    "El fenómeno mundial de migración no se frenará con muros"

    CC BY 2.0 / tablexxnx / wall
    América Latina
    URL corto
    212
    Síguenos en

    SANTIAGO (Sputnik) — La progresiva migración se debe tramitar a través de leyes que garanticen el respeto a los derechos humanos, pero no se puede controlar con barreras, afirmó a Sputnik el líder del Movimiento de Acción Migrante (MAM), Eduardo Cardoza.

    "La migración seguirá creciendo a nivel mundial, lo que no se debe a un fenómeno liberalizado; todo lo contrario, las barreras cada vez se ponen más altas y la migración sigue igual, y se puede gestionar", señaló el miembro de la Asociación de Uruguayos en Chile.

    En ese contexto, Cardoza apuntó que las acciones del presidente estadounidense Donald Trump, de endurecer las fronteras para frenar la inmigración en su país, "son evidentemente retrógradas y nefastas, ya que la experiencia mundial demuestra que sólo se logra incorporar más irregularidades a las naciones y vulneraciones a los migrantes".

    En su opinión, "es inquietante que en América Latina las políticas de Trump no hayan sido criticadas duramente, ni rechazadas en conjunto por los países de la región".

    El dirigente puso de ejemplo el caso de Estados Unidos, que a mediados de 1960 eliminó las visas de trabajo temporal y restringió las de residentes a 20.000 por año; lo que provocó un aumento de los flujos migratorios fuera de lo legal y el crecimiento de la población extranjera indocumentada en condiciones precarias.

    Por su parte, países como Argentina pretenden seguir las medidas del magnate, al proponer una reforma a la ley que imponga más restricciones, indicó Cardoza.

    En Chile, el Gobierno de Michelle Bachelet comprometió una nueva ley de migraciones para reemplazar a la que data de 1975; instaurada por decreto durante la dictadura de Augusto Pinochet y que "ve al extranjero como un enemigo", subrayó el activista.

    Esta antigua política, permite que las policías fronterizas discriminen quien entra o no al país y condiciona la entrega de visas a un contrato de trabajo, lo que propiciaría los abusos contra la comunidad inmigrante y el tráfico de personas.

    Según detalló la mandataria, este nuevo y "mejorado" proyecto de ley que sería ingresado este mes al Parlamento, iría en contra de la tendencia proteccionista, ya que busca poner el foco en los derechos humanos de los migrantes y garantizar su acceso a salud, vivienda, educación y trabajo, entre otros fundamentales.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik