En directo
    América Latina
    URL corto
    142
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La estrategia de negociación del presidente de México, Enrique Peña Nieto, ante el Gobierno estadounidense de Donald Trump es correcta, pero el desenlace es incierto, dijo a Sputnik, José Antonio Crespo, analista del prestigioso Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE).

    "El planteamiento de diálogo y negociación sin confrontación ni sumisión es correcta, recoge muy bien el espíritu actual del país y los intereses de México en la agenda bilateral, pero los planteamientos de Trump son antagónicos y el resultado es incierto", dijo el autor de una docena de libros sobre el sistema político mexicano.

    La interrogante es la siguiente: "¿Hasta dónde se pondrán de acuerdo con posturas enfrentadas?" señaló el autor de 'Jaque al Rey', obra reconocida sobre el fin del presidencialismo y la transición a la democracia en México.

    El plan de cinco principios y un decálogo de objetivos para una negociación con EEUU, que comienza esta semana y continúa con un encuentro de ambos mandatarios en Washington la próxima semana, "coloca límites para no ceder que no se pueden rebasar, es la postura más adecuada, pero entraña una dificultad para llegar a acuerdos", acotó el investigador.

    Asimismo, la decisión de iniciar negociaciones bilaterales con otros países, ante la decisión de Trump de sacar a EEUU del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), "es algo que México debía haber hecho hace mucho tiempo, porque no podemos depender solo de nuestra relación con EEUU".

    Lea también: FMI observa futuro incierto para México por la relación comercial con Trump

    México tiene decenas de acuerdos bilaterales de libre comercio, prosiguió Crespo, "pero ninguno es tan fructífero como el de EEUU, tenemos acuerdos con Europa, la Alianza del Pacífico, y Japón, por ejemplo, pero no son tan productivos, por lo tanto no va ser fácil que pueda compensar a EEUU", hacia donde México exporta más del 82% de su comercio, dijo el analista.

    Una relación sin reemplazo

    Crespo señala que los más de 530.000 millones de dólares anuales del comercio bilateral con EEUU en juego, acotan la negociación con un socio histórico y determinante: "la controversia no puede ser a cualquier costo, pero las alternativas comerciales y tratados con otros países, difícilmente van a compensar más del 80 por ciento de las exportaciones existentes", al país vecino.

    El tamaño del mercado estadounidense convierte en marginal cualquier otra relación, incluida América Latina, dice el autor: "El intercambio con EEUU no se compara, de lejos, con el comercio de México con otros países", señala Crespo.

    Un balance al arranque de la nueva relación bilateral, en temas comerciales, migratorios, o de seguridad que dominan la agenda, indica que "las posiciones hasta la fecha parecen antagónicas, en el camino no se sabe hasta dónde cada parte va a ceder, o hasta qué punto serán inamovibles los intereses", considera el reconocido académico del CIDE, quien ha sido investigador de la Universidad de San Diego, California, EEUU.

    Existe otra incertidumbre sobre el resultado: "no se sabe si un nuevo acuerdo comercial resulte poco adecuado para México, porque si cedemos en alguno de los puntos que quiere imponer Trump, a cambio de lograr entendimientos, no se sabe hasta qué punto puede ser desventajoso retroceder".

    En todo caso, México debe acercarse primero a Trump, "y examinar en detalle los puntos concretos, y su disposición a ceder o buscar un punto de equilibrio, después el panorama estará más claro y se podrá decidir", que en el caso comercial, dice, pude llegar hasta la Organización Mundial de Comercio (OMC).

    Solo después de las reuniones de los secretarios mexicanos de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y de economía, Ildefonso Guajardo, el miércoles y jueves en la Casa Blanca, y del propio Peña Nieto con Trump, la próxima semana "se va a poder saber si hay disposición a un encontrar un acuerdo favorable ganar-ganar, como plantea México, por lo tanto, tenemos que conversar primero con los estadounidenses".

    Solo a partir de esos encuentros, se tendrán "elementos concretos para explorar nuevas posibilidades este periodo de incertidumbre", atajó el académico y comentarista de reconocidos programas de opinión en medios mexicanos.

    La búsqueda de una salida de la incertidumbre, solo puede ocurrir después de hablar con Trump en la Casa Blanca "para no especular ni dar por hecho algo que a lo mejor no está por venir", puntualizó Crespo.

    Además:

    México aboga por el diálogo con EEUU
    Etiquetas:
    José Antonio Crespo, Donald Trump, Enrique Peña Nieto, EEUU, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook