En directo
    América Latina
    URL corto
    0 21
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — Viviana Fein, la exfiscal que investigó durante 11 meses la muerte de su colega Alberto Nisman, afirmó que la causa judicial se distorsionó con pruebas inexistentes para adquirir relevancia en los medios de comunicación.

    El caso "se mediatizó utilizando pruebas que no existen", señaló la exfuncionaria en declaraciones a Radio Mitre.

    Ante las lesiones que se encontraron en el cuerpo de Nisman, por ejemplo, los querellantes de la causa "fueron a los medios a decir que habían sido producto de golpes, pero los peritajes dijeron que por su coloración no se puede asegurar que fuera un golpe", argumentó.

    La exfiscal contradijo así las afirmaciones que desde la querella realizó durante este tiempo la expareja de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, quien desde el comienzo se inclinó por la hipótesis del asesinato.

    Nisman fue durante una década el fiscal especial que investigó el atentado a la Asociación Mutualista Israelita Argentina (AMIA) ocurrido en Buenos Aires en 1994 en el que fallecieron 85 personas.

    En enero de 2015 Nisman denunció penalmente a la expresidenta Cristina Fernándz de Kirchner (2007-2015) por supuesto encubrimiento de altos cargos iraníes sospechosos de la justicia argentina de estar detrás del ataque a la mutual judía.

    Cuatro días después apareció sin vida de un tiro en la sien en su vivienda de Buenos Aires.

    Tras liderar la investigación de la muerte de Nisman, Viviana Fein fue desplazada del caso en diciembre de 2015 por la jueza de instrucción Fabiana Palmaghini antes de que la magistrada se declarara incompetente y trasladara el expediente a la justicia federal.

    Ya jubilada, la exfiscal volvió a referirse a la investigación tras ocho meses de silencio.

    "Me guardé al silencio durante mucho tiempo, pero me sentí bastante agraviada, con términos indecorosos hacia mi persona, y debo aclarar y poner en conocimiento de la sociedad quién es la doctora Fein y cómo trabajó: lo hago por mi honra y la memoria de mi madre", sostuvo.

    Sin pruebas concluyentes

    Durante la entrevista, la fiscal retirada se mantuvo firme a la hora de insistir en que no hubo "ninguna prueba categórica y cierta de que estuviéramos ante un acto homicida".

    "Yo estuve siempre a la espera de resultados que nunca llegaron de la embajada de Estados Unidos", deslizó Fein, que renunció a su cargo en abril de 2016.

    La exfuncionaria también negó que se cometieran irregularidades en el procedimiento, tal y como sostuvo el actual fiscal responsable del caso, Eduardo Taiano, en diciembre pasado.

    Sobre las acusaciones de que había pisado sangre de Nisman al ingresar en el apartamento en donde vivía, "hubo una imagen de fijación previa, donde se filma el baño primero y se sacan fotos sin presencia humana" de manera que "los patrones de sangre jamás se afectaron", afirmó Fein.

    "Acá hablamos de pruebas, no de resultados, si no tengo pruebas contundentes que me ubiquen en una situación certera para arbitrar un encuadre legal, cometo una irregularidad si meto un dictamen", sentenció.

    Las tres hipótesis que la exfiscal investigó hasta ser desplazada fueron el posible suicidio de Nisman, su instigación al suicidio, o el asesinato.

    El miércoles se cumplieron dos años de la muerte del fiscal; la causa está en mano de la justicia federal por orden de la Corte Suprema.

    Además:

    Argentina formalizó el traspaso de la justicia nacional a la ciudad de Buenos Aires
    Etiquetas:
    Alberto Nisman, Viviana Fein, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook