En directo
    América Latina
    URL corto
    141
    Síguenos en

    La muerte del dictador uruguayo Gregorio Álvarez, responsable de crímenes de lesa humanidad cometidos durante una de las etapas más oscuras del país, "debe ser un día para pensar en las víctimas del terrorismo de Estado".

    Así lo dijo a Sputnik Óscar López Goldaracena, abogado de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos. El activista reivindicó la memoria de "los miles de presos políticos, torturados, los desaparecidos y los exiliados por la dictadura militar" en ocasión del fallecimiento del represor, que gobernó Uruguay de 1981 a 1985.

    "La historia ya lo ha juzgado, como lo ha juzgado nuestro Estado y nuestra sociedad 20 años después de recuperada la democracia [en 1985], cuando resultó procesado por más de 30 desapariciones forzadas y luego condenado por homicidios muy especialmente agravados", aseguró el abogado.

    Álvarez fue procesado en diciembre de 2007 y posteriormente condenado por la Justicia penal uruguaya en una causa por el secuestro y desaparición de uruguayos en territorio argentino, ocurrida en diciembre de 1977. En aquel entonces, el militar integraba el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, y en febrero de 1978 asumió el cargo de Comandante en Jefe del Ejército.

    López Goldaracena indicó que "se presentaron pruebas para concluir que los uruguayos desaparecidos en la Argentina habrían sido trasladados a Uruguay" por vía fluvial con participación de la Armada en el marco del Plan Cóndor, el mecanismo de represión coordinada entre los países del Cono Sur en las décadas de 1970 y 1980. Aunque Álvarez fue llevado a prisión "todavía no se pudo ubicar el destino final de los desaparecidos ni donde están en este momento".

    El activista expresó que en este momento es necesario "dignificar la memoria de las víctimas y los familiares que impulsaron la causa que terminó con Gregorio Álvarez en prisión". Asimismo, instó a "tener presente la memoria, lo que sucedió, que estaba condenado por crímenes de lesa humanidad".

    López Goldaracena evocó el momento en el que la Justicia determinó el procesamiento y la prisión del dictador el 17 de diciembre de 2007. Existía mucha "ansiedad" entre los familiares de desaparecidos porque "ya estaban todas las pruebas presentada para resolver el caso". El colectivo tomó conocimiento de la noticia a través de la prensa. Luego, la gente "espontáneamente" se manifestó en las calles.

    El representante legal de los familiares de desaparecidos fue uno de los portavoces del acto que se organizó al conocerse el dictamen judicial. Recordó las palabras que le "salieron del corazón" ante la multitud: "en el Uruguay no va a haber más dictadura, porque los dictadores terminan presos".

    "A partir de entonces se siguió batallando no solo por las causas de derechos humanos sino por la búsqueda de la verdad en materia de desaparecidos. Hoy yo lo que quiero es reivindicar la dignidad del pueblo uruguayo y que tengamos siempre presente la memoria. Por eso vuelvo a repetir esa frase de hace como diez años: los dictadores en el Uruguay terminan presos", concluyó.

    Además:

    Fuertes condenas para imputados de Plan Cóndor de dictaduras latinoamericanas
    Poco que celebrar pese a condena a exmilitar uruguayo por Plan Cóndor
    Con el fallo argentino sobre el Plan Cóndor “se hace justicia, sin justicia no hay reparación”
    Etiquetas:
    desaparecidos, dictadura, Operación Cóndor, Gregorio Álvarez, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook