En directo
    América Latina
    URL corto
    Elecciones presidenciales en Colombia (2018) (104)
    0 30
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — El Congreso de Colombia debe pisar el acelerador para implementar el acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC, pues se hará más difícil a medida que se aproximen las elecciones de 2018, dijo a Sputnik el profesor Jairo Estrada, del grupo Voces de Paz que supervisa el proceso legislativo a nombre de la guerrilla.

    "No se descarta que, en la medida en que pase el tiempo, particularmente de cara a las elecciones presidenciales de 2018, el tema de consolidar mayorías se vaya dificultando, por eso la Ley de Amnistía, la Jurisdicción Especial para la Paz o la reincorporación a la vida política de las FARC deben tramitarse lo más rápido posible", dijo Estrada.

    Estrada, economista, historiador y abogado que integró la Comisión de Memoria Histórica del Conflicto y sus Víctimas en la mesa de diálogos en La Habana, ocupa desde el lunes un lugar en el Senado junto a otros dos integrantes de Voces de Paz, que cuenta también con tres representantes en la Cámara de Diputados, todos con voz pero sin voto.

    En esa primera jornada, se aprobó en primer debate la Ley de Amnistía, que beneficiará al menos a 300 rebeldes de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) que purgan condenas por delitos políticos y conexos.

    "El balance del primer día de Voces de Paz en el Congreso fue muy satisfactorio en la medida en que el propósito principal, contribuir a que se aprobase el proyecto de Ley de Amnistía, se cumplió", dijo Estrada.

    Se espera que la ley quede promulgada antes del 30 de este mes por la vía rápida que autorizó la Corte Constitucional y que los guerrilleros recobren rápidamente la libertad.

    No somos FARC

    Estrada reconoció que a Voces de Paz le preocupa ser señalado como el partido de las FARC, ya que eso, en Colombia, "equivale a sentenciar a una persona a muerte".

    "Tras la firma del acuerdo hemos asistido al asesinato de cerca de 50 líderes populares del orden local, lo cual nos indica que en nuestro país persisten estructuras de contrainsurgencia de carácter paramilitar que siguen empeñadas en combatir a quienes nos oponemos al orden social vigente y luchamos por otro tipo de sociedad en nuestro país", consideró.

    Voces de Paz tuvo un "buen recibimiento" de los distintos bloques legislativos, excepto del derechista Centro Democrático, liderado por el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010) y opuesto al proceso de paz.

    "No la tendremos fácil en el Congreso, particularmente con el Centro Democrático, que es la organización que se ha trazado el propósito de estigmatizar de manera recurrente a organizaciones sociales populares, y en este caso a Voces de Paz, sindicándolas de que somos voceros de las FARC, cuando realmente hacemos parte de una agrupación política de ciudadanos en ejercicio", dijo Estrada.

    Voces de Paz tampoco debe concebirse como una agrupación que precede al partido político que las FARC habrán de formar en los próximos seis meses, advirtió.

    "En este momento no podemos anticipar nada respecto de adherirnos al partido de las FARC, sobre todo porque para tomar esa decisión hay que saber cuál va a ser su plataforma, su programa político, sus estatutos, lo cual evaluará en su momento Voces de Paz para ver si se adhiere o no", destacó Estrada.

    De momento, su papel en el Congreso es el de servir de garante de la implementación de los acuerdos de paz, pero no por eso puede vincularse a Voces de Paz con las FARC o con algún otro grupo rebelde.

    Artistas, intelectuales, académicos y líderes de minorías étnicas e indígenas decidieron registrar Voces de Paz el 15 de diciembre ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), luego de que la Corte Constitucional aprobó el Acto Legislativo para la Paz, que activó los compromisos adquiridos entre el Gobierno y las FARC y dio así vía libre al trámite para la implementación de los acuerdos.

    Aunque Voces de Paz no sea vocera de las FARC, la guerrilla hubiera necesitado igualmente alguna representación en el Congreso en esta fase de implementación de los acuerdos.

    Estrada explicó a esta agencia que el Acuerdo de Paz logrado promueve la formación de algún tipo de organización.

    "Estamos frente a un hecho histórico, como es terminar la expresión armada del conflicto e inaugurar una etapa de reformas que pueda llevar a la construcción de una paz estable y duradera en nuestro país, lo que fue el principal motivador para crear Voces de Paz", dijo.

    Estrada tampoco descartó la continuidad del grupo una vez que se cumplan lo seis meses en los que fungirá como garante de la implementación de los acuerdos a través del Congreso.

    Se buscará salir de la esfera de Bogotá para llegar a otras regiones del país, "de manera tal que (Voces de Paz) pueda tener reconocimiento en los territorios", pues no está predeterminado que tenga que desaparecer.

    Las izquierdistas FARC se rebelaron en 1964, por lo que son el grupo armado más longevo de América Latina, ahora a punto de volcarse a la política sin armas.

    Tema:
    Elecciones presidenciales en Colombia (2018) (104)

    Además:

    Cámara de Representantes refrenda nuevo acuerdo de paz en Colombia
    Juan Manuel Santos defiende crecimiento de inversiones en Colombia tras acuerdo de paz
    España celebra la firma del nuevo acuerdo de paz en Colombia
    Etiquetas:
    acuerdo de paz, elecciones, FARC, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook