Widgets Magazine
20:19 GMT +318 Octubre 2019
En directo
    Campanópolis

    Campanópolis: un paraíso medieval a media hora de Buenos Aires (fotos)

    © Wikipedia/ Slavoj Zizek II
    América Latina
    URL corto
    1142
    Síguenos en

    Edificios con aires de castillos, cabañas que parecen salidas de un cuento de hadas y torres que vigilan la aldea. No se trata de un poblado centenario sino de Campanópolis, una 'aldea' construida en la década de los 90 por un aficionado.

    Cuando al empresario Antonio Campana le diagnosticaron cáncer en la década de los 90, eligió dedicarse a las cosas que le daban placer en el tiempo que le quedaba tras una vida dedicada a su empresa de alimentos en conserva. Una de ellas, la construcción, a pesar de no tener formación en esa área.

    "Estamos hablando de un hombre que con una gran creatividad, pasión y sentido del diseño. Campana comienza a pensar a soñar, a sentir y a proyectar todo lo que tenía en su mente y lo plasma en Campanópolis, una obra que demanda más de veinte años y que tiene mucha relación con el patrimonio nacional argentino", dijo a Sputnik Sergio Olivera, coordinador de los guías turísticos del complejo.

    #Argentina #paisajes #Campanopolis #GonzalezCatan #viajes #travel #house #arquitectura #fotos #iamtb #photography

    Фото опубликовано PM (@pm.picture) Ноя 13 2016 в 6:25 PST

    En un terreno de más de 200 hectáreas, hay en total unos 40 edificios, que componen un recorrido fantástico a poca distancia del centro de la capital argentina. El camino tiene postales que podrían ser parte de una novela de caballería o incluso de un cuento de terror.

    En aquel entonces, Buenos Aires crecía en vertical: en lugar de las tradicionales casonas de barrio, se erigían torres y edificios. La modernización de la ciudad arrasaba con el patrimonio edilicio. Las antiguas y centenarias puertas, ventanas, rejas y ornamentos se vendían en casas de remate para recuperar los costos de las demoliciones. En los 90, buena parte de la red ferroviaria argentina se desmanteló, y con esto elementos ligados a este sector también fueron puestos a la venta al mejor postor.

    #architecturephotography #architecture #medievalvillage #village #argentina #buenosaires #campanopolis #architecturelover

    Фото опубликовано Jose P. (@josefina_parodi) Ноя 12 2016 в 2:23 PST

    El emprendedor utilizó todos estos materiales para levantar su aldea en González Catán, una localidad de la periferia bonaerense. Detrás del proyecto está la idea del "reciclado, la reutilización y la optimización" de los elementos constructivos. Eso redundó en la creatividad del lugar: edificó su aldea con lo que tenía a disposición en un determinado momento y lugar, en un entorno arbolado que constituye "un pulmón verde" en medio del gris del Gran Buenos Aires.

    #campanopolis #buenosaires

    Фото опубликовано Rodro (@rodroguillen) Окт 23 2016 в 6:49 PDT

    El reciclaje dio como resultado un complejo ecléctico, producto de la suma de los distintos elementos que el empresario fue incluyendo en su proyecto. Según Olivera, "Campana en sí no pensó en darle un estilo a este lugar". Sin embargo, en opinión del guía, los repetidos viajes por Europa y otras partes del mundo de Campana, sus lecturas y la admiración por el arquitecto español Antonio Gaudí, repercutieron de alguna manera en la concepción del lugar. Pero a diferencia del exponente del modernismo catalán, el argentino era un aficionado.

    Delirantemente Campanopolis #campanopolis

    Фото опубликовано matilde quintana (@quintanamatilde) Ноя 12 2016 в 9:02 PST

    La multiplicidad de influencias fue "resignificada" por los visitantes que comenzaron a transitar la aldea y que identificaron ciertos atributos que remontaban a un ambiente medieval. Cuando Campana se dio cuenta de esto "comenzó a seguir ese estilo", dijo Olivera.

    "Si uno mirara en sombras a Campanópolis, tiene formas medievales. No así los contenidos, que más bien responden a algo plenamente ecléctico en objetos de distintos tiempos y lugares, que hacen a un tiempo indefinido. Resultan en una aldea también de de una apariencia caótica pero en esencia realmente artística", añadió el especialista.

     

    De este modo, "cada persona resignifica el lugar a su parecer, a su semejanza y de acuerdo a su propia experiencia". Los visitantes pueden verse reflejados en objetos que tenían en su casa, que le rememoran a sus familias o también a raíz de una "pasión por lo medieval", concluyó Olivera.

    Además:

    Hallan un asentamiento medieval en las aguas de un río en Turquía (fotos)
    Ramzán Kadírov, el caballero medieval
    Aldea medieval en Italia puesta en venta en Internet por US$3 millones
    Etiquetas:
    medieval, aldea, turismo, Antonio Campana, Campanópolis, González Catán, Buenos Aires
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik