En directo
    América Latina
    URL corto
    4217
    Síguenos en

    Son hijos de familias adineradas. Cometen crímenes sexuales y rara vez son condenados. La portación de apellidos les otorga impunidad.

    Colombia

    El 4 de diciembre a las 19.30 Yuliana Andrea Samboni, una niña indígena colombiana de 7 años, fue encontrada muerta con signos de tortura y violencia sexual en Bogotá. El caso estremeció a toda la nación por el nivel de violencia y destrato hacia la víctima, quien fue secuestrada en Bosque Calderón, zona marginal de la capital colombiana, y encontrada muerta en un apartamento del exclusivo barrio de Nueva Granada.

    "Este tipo de crímenes son cometidos contra mujeres, niñas, indefensas y pobres por hombres blancos instruidos y ricos. Esto hay que decirlo porque en Colombia la gente con poder cree que con su dinero puede callar a la Justicia", de dijo a Sputnik Marcela Clavijo, edilesa de Chapinero.

    El principal sospechoso del crimen es Rafael Uribe Noguera, un arquitecto de 38 años, perteneciente a una conocida familia de Bogotá vinculada a la construcción. Permanece detenido y un juez dictaminó que no salga en libertad hasta que concluya la investigación.

    Clavijo indicó que las cámaras privadas del barrio donde secuestraron a la menor muestran que la camioneta del sospechoso recogió a la niña. Según testimonios de los vecinos a la policía, el supuesto agresor ya había pasado por el barrio ofreciendo dinero a niños a cambio de tocarlos, publicó Semana.

    Los habitantes de Bosque Calderón en la localidad de Chapinero, Bogotá, indicaron que la Policía "no acudió al llamado de manera inmediata", relató la edilesa. Para declarar a una persona como desaparecida se tienen en cuenta 72 horas, pero en el caso de una menor el llamado "debería haber sido atendido con mayor celeridad", explicó.

    El director del Instituto de Medicina Legal, Carlos Valdés, aseguró que el cuerpo de la niña presentaba "abundantes evidencias que demuestran que fue objeto de abuso sexual", y que la causa de muerte fue "asfixia por sofocación y estrangulamiento".

    El fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, dijo en un comunicado que "la escena del crimen fue manipulada". Francisco y Catalina, hermanos del acusado, están sospechados de haber ayudado a Rafael a encubrir el crimen.

    "Según la información que trascendió, la niña fue lavada y bañada en aceite para borrar las huellas en su cuerpo, sin embargo se encontró uno de sus zapatos en el auto del sospechoso y la ropa original de la víctima en los ductos del agua del edificio y el otro zapato dentro de su apartamento", señaló la edilesa.

    Según medios locales, los vecinos del lujoso edificio testificaron a las autoridades que los familiares del supuesto homicida permanecieron en el lugar de los hechos durante horas antes de dar aviso a la Policía.

    El caso indignó a toda la sociedad colombiana que se ha manifestado en contra de los sospechosos. El presidente Juan Manuel Santos incluso lo mencionó en un tuit.

    México

    Daphne Fernández, una residente del estado de Veracruz de 17 años, suplicaba a Dios desde su cuenta de Facebook en marzo de este año. Pedía que el "infierno" que estaba viviendo "termine pronto".

    La penumbra llegó a su vida una noche de enero de 2015, cuando Jorge Cotaita Cabrales, Enrique Capitaine —hijo del exalcalde de Nautla, Felipe Capitaine—, Diego Cruz Alonso y Gerardo Rodríguez Acosta decidieron salir de fiesta.

    El padre de Capitaine le había prestado esa noche el Mercedes deportivo para que su hijo lo luciera con sus amigos.  "Los Porkys de Costa de Oro", como eran conocidos en las redes sociales, se dirigieron a una discoteca en la localidad de Boca del Río donde se encontraba la joven.

    Según la versión de la familia Fernández, Daphne fue forzada a subir al vehículo de lujo donde fue abusada, y al llegar al hogar de Capitaine, fue violada por el hijo del exalcalde.

    Tres de los presuntos responsables de la agresión aparecieron en un video en el que piden disculpas a la chica por lo ocurrido y aseguran estar arrepentidos.

    El abogado de los Porkys aseguró que las declaraciones de vídeo estaban "sacadas de contexto" y que Daphne se subió por su propio pie al vehículo. Daphne contestó en una publicación en Facebook: "Podrán decir lo que sea, su abogado podrá inventar mil tonterías, pero en su conciencia va a estar ahí de por vida".

    Sin embargo, el fiscal general de Veracruz, Luis Ángel Bravo, descartó que la confesión tuviera algún tipo de validez legal. "Esos videos, que al menos son los que yo he visto, no hablan de una confesión, hablan de una disculpa (…) Ese video no es más que un indicio (…) necesitamos investigar", indicó la BBC.

    El caso de Los Porkys generó indignación en la sociedad mexicana por quedar expuesta la impunidad de las clases altas. En marzo de 2016, a más de un año de lo ocurrido, dos de los acusados por pederastia dejaron el país. Recién entonces la Fiscalía mexicana emitió las fichas de la Interpol, según El País.

    Capitaine fue capturado en mayo de este año. En junio, Cruz Alonso fue detenido en España. Dos de ellos siguen en libertad. Jorge Cotaita, acusado de haber cometido el mismo delito, está prófugo. A Gerardo Rodríguez jamás se le imputaron cargos.

    Además:

    En medio de disturbios, trasladan a juzgado a presunto asesino de niña en Colombia
    Santos pide pena máxima para autor de violación y asesinato de niña indígena en Colombia
    Etiquetas:
    violencia contra los niños, violencia de género, violación sexual, abuso sexual, violencia contra la mujer, Colombia, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik