En directo
    América Latina
    URL corto
    134
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El secretario de la Defensa Nacional de México, general Salvador Cienfuegos, se pronunció porque las Fuerzas Armadas regresen a sus cuarteles y dejen las acciones contra la delincuencia en manos de las policías.

    "Si quieren que estemos en los cuarteles, adelante, yo sería el primero en levantar no una, sino las dos manos para que nos vayamos a hacer nuestras tareas constitucionales", dijo el general Cienfuegos en un encuentro con periodistas mexicanos.

    Al cumplirse diez años de una declaración de guerra contra el narcotráfico, hecha por el expresidente Felipe Calderón en 2006, el jefe de la Fuerzas Armadas dijo que los militares no se sienten cómodos haciendo tareas de seguridad pública contra el crimen organizado.

    "Nosotros (los militares) no pedimos estar aquí, no nos sentimos a gusto, no estudiamos para perseguir delincuentes", dijo con una inusual franqueza en la declaración ante la prensa.

    "Nuestra función es otra y se está desnaturalizando", dijo general Cienfuegos, en el aniversario de la primera gran operación militar contra el crimen organizado ordenada por el exmandatario en un despliegue al central estado de Michoacán.

    Los soldados dudan

    El alto jefe castrense pidió al Congreso que apruebe una ley para reglamentar las acciones militares de las Fuerzas Armadas, y disipar así las dudas entre los soldados sobre la legalidad de sus operativos, marcados con un alto índice de letalidad sobre la delincuencia.

    "Los soldados ya mejor piensan si le entran a enfrentar a los grupos delictivos, con el riesgo de ir a la cárcel, acusados de violar derechos humanos o que sean procesados por desobedecer”, reveló el general de cuatro estrellas, para ilustrar el clima que prevalece entre los uniformados de verde olivo.

    El balance de 2016 no es bueno para México por el incremento de la violencia del crimen organizado y la inseguridad, sin embargo "no son asuntos que se puedan resolver a balazos", alertó.

    Cienfuegos plantea que la estrategia contra la delincuencia la cumplan las fuerzas policiales de seguridad pública federales y provinciales para que el Ejército y la Marina se encarguen de las soberanía nacional, en las fronteras y las aguas territoriales, o auxilio contra desastres naturales.

    A diez años de que el Ejército salió a las calles para combatir al crimen organizado, Cienfuegos criticó que las policías de los 32 estados y miles de municipios no se hayan reconstruido ni unificado.

    Lamentó que los gobiernos y legisladores no hayan construido y aprobado un marco jurídico para sus operaciones militares: "No ha habido prisa en muchos años y los que estamos confrontando los problemas somos nosotros", dijo en defensa de la Fuerzas Armadas.

    Ante los embates que ha sufrido la institución armada por supuestas violaciones a los Derechos Humanos, "yo sí he tenido que salir (ante la opinión pública), pero no veo a nadie ajeno a la institución que diga que estamos aquí porque nos ordenaron o porque nos exige la sociedad".

    Finalmente señaló que los estados de Nuevo León, Tamaulipas, Guerrero y Colima, son focos de atención por el repunte de la violencia.

    Este mes se cumplen diez años de la declaración de guerra frontal contra el narcotráfico hecha por Felipe Calderón, con un despliegue militar que ha costado unas 100.000 vidas y 28.000 desaparecidos, pero los volúmenes de droga que se trafica a EEUU son la misma cantidad y la violencia está fuera de control.

    Además:

    El crimen acecha a los alcaldes, el eslabón más débil del poder en México
    Etiquetas:
    delincuencia, militares, Salvador Cienfuegos, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook