En directo
    América Latina
    URL corto
    0 13
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El Cristo Redentor de Río de Janeiro recibe más de tres millones de visitantes cada año, es la principal atracción turística de Brasil, pero según la Iglesia católica el mantenimiento del monumento corre peligro si no empiezan a llegar donaciones de los fieles y de la iniciativa privada.

    Se da la paradoja de que para acceder al Cristo Redentor cada visitante debe pagar una media de 60 reales (17 dólares), pero el párroco encargado del monumento, Omar Raposo, lamenta que no le llega ni un céntimo del dinero recaudado con las entradas.

    Esto ocurre porque el Cristo se encuentra en el Parque Nacional de Tijuca, cuya administración gestiona las entradas y los accesos al recinto, que tan solo puede hacerse a través de un tren turístico o de furgonetas del propio parque.

    Según Raposo el propio arzobispo de la Arquidiócesis de Río de Janeiro intentó, sin éxito, negociar una salida para que el monumento recibiera una parte de lo que el parque recauda con las entradas.

    Lea más: Militares refuerzan la seguridad del Cristo Redentor y el Pan de Azúcar en Río de Janeiro

    Hasta ahora donaciones de empresas privadas garantizaban la restauración y mantenimiento del monumento: la italiana Pirelli, por ejemplo, financió hace poco la reconstrucción de uno de los dedos de la estatua, dañado por el impacto de un rayo.

    Sin embargo, el efecto de la crisis se dejó notar en las empresas que apoyaban al Cristo Redentor, según el párroco, que lanzó una campaña para que los fieles que visitan el monumento aporten una cantidad extra en su visita.

    Además:

    Un ruso y un ucraniano se suben a la estatua del Cristo Redentor
    Etiquetas:
    Cristo Redentor, Río de Janeiro, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook