En directo
    América Latina
    URL corto
    132
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Cientos de personas marcharon por la avenida principal de Montevideo en absoluto silencio formando un río vestido de negro, en el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

    "Estoy aquí por vos", señalaba una de las pancartas que lideraba la marcha convocada por Mujeres de Negro, seguida de carteles con fotos de mujeres acompañadas de la palabra 'Asesinada'. 

    Siete cuadras de personas vestidas de negro caminando lentamente y en absoluto silencio avanzaron por las tres líneas pintadas de la Avenida 18 de julio, la calle principal de la capital uruguaya, en contra de los feminicidios y la violencia de género.

    Todos los 25 de noviembre se conmemora desde 1981 el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, tomando este día como fecha simbólica por ser el aniversario del asesinato de las hermanas Mirabal, tres activistas políticas, por orden del dictador de República Dominicana Rafael Leónidas Trujillo.

    En los últimos 12 meses, 30 mujeres fueron asesinadas en Uruguay por sus parejas o exparejas, cinco más que en 2015, según datos del Ministerio del Interior.

    Además, en los últimos 10 meses se recibieron 79 denuncias de violencia por día, una cada 17 minutos, mientras el promedio diario de este tipo de denuncias el año pasado fue de 68, según datos del ministerio citados por el semanario Búsqueda.

    La movilización estuvo encabezada por mujeres y niños que llevaban mariposas de papel en las manos y globos violetas, como forma de visibilizar el asesinato de siete niños.

    Toda la avenida estaba repleta de globos violetas con la frase 'Ni una muerte indiferente', en las puertas de los bancos, restaurantes, supermercados, dentro de las vidrieras de los comercios.

    El violeta es el color que se usa como forma simbólica de visibilización de esta problemática y estaba presente también en lazos que llevaban las personas en sus ropas como prendedores.

    Mientras la ciudad se iba apagando de a poco, y los únicos sonidos que se escuchaban eran los de las cortinas de los comercios cerrándose, o los informativos de los bares que hablaban de la marcha que se desarrollaba a sus puertas, una multitud silenciosa pasaba reivindicando y recordando a todas las mujeres asesinadas a manos de la violencia de género.

    La avenida principal se silenció durante la hora en que Uruguay recuerda que cada 17 minutos una mujer denuncia un caso de violencia de estas características.

    La marcha comenzó pasadas las 19.30 hora local (22.30 GMT) en la Plaza Independencia y culminó en la Intendencia de Montevideo.

    La Coordinadora de Feminismos de Uruguay realizó una concentración "recordando a las hermanas Mirabal y, en ellas, a todas las mujeres" en el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, según la proclama leída en la manifestación.

    En un entorno familiar y de protesta se podían ver cientos de carteles con los nombres de las mujeres asesinadas por la violencia machista en los que rezaban sus nombres, la fecha de su muerte y el lugar.

    Además, se leían pancartas con frases como: "Ni una muerta más por el patriarcado", "Todas en alerta y en las calles", "Si no nos organizamos nos matan", "Nos pagan con violencia, enfrentamos el ajuste, ni una desocupada más", "Los feminicidios son evitables, el Gobierno es responsable", entre otras.

    Participaron de esta manifestación distintos organismos sociales y sindicales, como la comisión de género, equidad y diversidad del Plenario Intersindical de Trabajadores-Convención Nacional de Trabajadores (PIT-CNT) y la Coordinadora de Feminismos de Uruguay.

    Desde este colectivo la consigna fue llamar a todas las personas a colocar un lazo de tela o papel violeta, en referencia a la lucha contra la violencia de género, en las ventanas de las casas.

    En la ciudad, se vieron telas rodeando árboles en las que rezaban mensajes como: "Vivas nos queremos", "Tocan a una nos tocan a todas", "Ni una menos", "Todas juntas, todas libres".

    La proclama leída durante la manifestación afirmaba: "Queremos decidir sobre nuestras vidas, libre de violencia machista en cualquiera de sus manifestaciones, no queremos tolerar más la violencia institucional a la que nos exponemos cuando denunciamos una situación de violencia".

    La Coordinadora realizó esta intervención "por las que no están, por las que no supieron cómo seguir y decidieron irse, por las vidas 'muertas', replegadas, asustadas, sojuzgadas, por las que estando no están completas, por las que estando no sabemos dónde están, por las que estamos y seguimos en peligro, porque estamos en resistencia".

    Además:

    Violencia de género: 12 mujeres mueren cada día en América Latina
    Etiquetas:
    feminicidios, violencia contra la mujer, Montevideo, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook