En directo
    América Latina
    URL corto
    131
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — Al menos 17 pueblos indígenas desaparecerían con la construcción de las plantas hidroeléctricas de El Bala y El Chepete, en el norte del departamento de La Paz, dijo este martes a Sputnik la secretaria de Cultura y Turismo de la comunidad de San José de Chupiamonas, Ruth Alipaz.

    "Las represas para nosotros significan desaparecer como cultura, como pueblos", afirmó la representante indígena.

    San José de Chupiamonas es una de las comunidades indígenas que se encuentra en el Parque Nacional Madidi donde se ubicarían las hidroeléctricas.

    Alipaz integra la coordinadora de pueblos indígenas del Norte de La Paz que se oponen al megaproyecto hidroeléctrico de El Bala y Chepete que impulsa el Gobierno del presidente Evo Morales.

    La obra, estimada en 6.000 millones de dólares, generaría a partir de su puesta en marcha entre 1.600 y 4.000 megavatios y permitiría a Bolivia exportar electricidad a Brasil, según datos del Ministerio de Hidrocarburos y Energía.

    La dirigente indígena, por su parte, denunció que el Gobierno comenzó a realizar los trabajos de identificación del proyecto hidroeléctrico en la zona sin consultar a los indígenas ni tomar en cuenta el impacto ambiental que tendría la hidroeléctrica.

    "En el caso del proyecto de El Bala, 17 pueblos indígenas quedarían bajo el agua y en el caso del Chepete más de 40", afirmó Alipaz.

    De acuerdo con datos de la Gobernación de La Paz, sólo la construcción de la represa de El Bala supondría inundar cerca de 1.200 kilómetros cuadrados lo que afectaría a más de 3.000 pobladores de la zona.

    "Es algo así como inundar La Paz", señaló Alipaz y agregó que sólo en el caso de su pueblo, San José de Cupiamonas, unas 300 personas "no tendrían dónde ir", dijo.

    La coordinadora de pueblos indígenas impulsa una campaña que busca sensibilizar a las autoridades nacionales y locales para frenar la construcción de las hidroeléctricas en el norte de La Paz que, de acuerdo con estimaciones del Ministerio de Hidrocarburos, generaría ingresos de 1.200 millones de dólares anuales para el país.

    Además:

    Bolivia busca diversificar matriz energética con hidroelectricidad
    Ministro destaca ubicación de Bolivia en el mapa energético mundial
    Etiquetas:
    pueblos indígenas, Ruth Alipaz, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook