02:38 GMT +319 Diciembre 2018
En directo
    Un hombre alza la bandera con la cara de Salvador Allende frente al Palacio de La Moneda en Chile

    "Con Allende el nivel de resistencia de Chile fue tremendo"

    © AP Photo / Luis Hidalgo
    América Latina
    URL corto
    271

    El 4 de septiembre de 1970, Salvador Allende se imponía en los comicios. Tres años después sería depuesto por un golpe cívico-militar orquestado por EEUU. A 46 años de su llegada al poder, Sputnik dialogó con el exdirigente tupamaro Mauricio Rosencof.

    En la década del 70, "toda América Latina era una organización política en armas para resistir" los "embates" del imperialismo norteamericano. Las organizaciones armadas "lograron modificar el equilibrio continental" y "el nivel de resistencia" en Chile "fue tremendo" con Allende, dijo a Sputnik Mauricio Rosencof, exdirigente del Movimiento de Liberación Nacional (Tupamaros).

    "Estábamos en actividad, éramos una organización política en armas. Había muchos compañeros presos. Cuando eran liberados no los dejaban en el país, los mandaban para afuera. Con Allende, Chile se volvió un punto de referencia, una base de recuperación", dijo Rosencof.

    América Latina vivía un contexto de convulsión política. Las elecciones de 1971 en Uruguay se dieron en medio de una crisis social, económica y política en el que actuaba el MLN. Ante la posibilidad de que el bloque de partidos de izquierda Frente Amplio —encabezados por el general Líber Seregni— o sectores progresistas del tradicional Partido Nacional llegaran al poder, el gobierno militar de Brasil estaba preparado para invadir el territorio uruguayo.

    "Entonces la organización me envió a ver la situación de los compañeros que estaban en Chile y ahí establecer contacto con Allende. Él estaba preocupado con su situación interna y además con las convulsiones que se visualizaban en el continente y ni que hablar en su propio país", dijo Rosencof, fundador de la Unión de Juventudes Comunistas y dirigente del Movimiento de Liberación Nacional — Tupamaros (MLN-T).

    En Argentina, la dictadura de Juan Carlos Onganía y los militares que lo sucedieron se caracterizó por una fuerte disconformidad popular y una serie de revueltas de mano de grupos revolucionarios. Brasil estaba bajo el gobierno de los militares desde 1964, con una fuerte acción represiva hacia las izquierdas de ese país.

    "Conversábamos sobre esos temas. Recuerdo que una de las cuestiones que más le interesó con respecto a Uruguay era cómo había hecho Seregni, para armar un frente donde pudieran estar bajo una misma toldería la Democracia Cristiana, los Tupamaros, los Bolcheviques, el Partido Socialista, los nacionalistas. Una construcción bastante insólita. Hablamos mucho de eso", recordó Rosencof, quien en 1972 fue detenido y torturado con José Mujica y Fernández Huidobro.

    El extupamaro dijo que estos temas le interesaban a Allende porque él tenía una "piedra en el zapato" en el plano político, que era la corriente más conservadora de la Democracia Cristiana. Este grupo, en vez de salvaguardar la estabilidad apoyando a Allende, pensaba cómo operar para convertirse en un recambio electoral, explicó.

    Además habló sobre momentos íntimos entre él y el depuesto presidente chileno.

    "Recuerdo que en una charla en Cajón del Maipo, donde solía descansar, me mostró con orgullo un obsequio que le había hecho Fidel Castro, una AK. En la culata tenía una dedicatoria de Fidel. Con esa misma arma fue con la que resistió el bombardeo y la irrupción de los militares golpistas en el Palacio de la Moneda", comentó.

    El de 11 de septiembre de 1973, tras tomar control de gran parte del país, las Fuerzas Armadas exigieron la renuncia de Allende, quien se refugió en el Palacio de La Moneda. Tras el bombardeo de la sede presidencial, el mandatario se suicidó y sucumbió la resistencia en el Palacio. Se impuso en Chile un gobierno cívico-militar liderado por Augusto Pinochet que se extendió hasta 1990. Durante estos años se cometieron múltiples violaciones a los derechos humanos, a la libertad de expresión y a las instituciones democráticas.

    "Las olas vuelven a su sitio con el tiempo. Bachelet también es hija de un general preso, torturado y ejecutado y hoy es la mujer que lidera el país", concluyó Rosencof.

     

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    "Clinton tendrá una agenda 'desestabilizadora' en América Latina"
    Trump podría optar por el intervencionismo en América Latina
    En América Latina, los medios son partícipes de los golpes blandos
    Etiquetas:
    MLN-T, Frente Amplio, Salvador Allende, Argentina, Chile, América Latina, Uruguay, Brasil