Widgets Magazine
03:23 GMT +324 Octubre 2019
En directo
    Prueba de embarazo

    Embarazo infantil: una plaga en América Latina

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    0 14
    Síguenos en

    Organizaciones internacionales alertan de la alta incidencia de niñas entre 10 y 14 años violadas, embarazadas y forzadas a ser madres en la región.

    Las cifras podrían ser aún más altas ya que los casos se reportan a partir de los partos y no se sabe cuántas llegaron a interrumpir su embarazo. "En Paraguay, 28 niñas fallecieron por complicaciones al dar a luz en 2014", informó a Sputnik Estelle Wagner, coordinadora de incidencia de la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF, por sus siglas en inglés).

    En Brasil, ascendieron a más de 28.000 los casos de embarazos de niñas de 10 a 14 años en 2013, mientras que en El Salvador fueron más de 1.500. En Paraguay, en 2014, se registraron casi 700 casos. Y solo en 2012, hubo al menos 60.000 embarazos infantiles en la región. Los datos fueron compilados en un informe del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem), una organización no gubernamental con representación en varios países.

    Junto con otras organizaciones mundiales como Amnistía Internacional, Católicas por el Derecho a Decidir y el IPPF, Cladem emitió un comunicado en el marco de la decimotercera Conferencia Regional de las Naciones Unidas sobre la Mujer, que se celebra hasta el 28 de octubre en Montevideo.

    El texto denuncia la situación de "trato cruel" a la que están sometidas esas víctimas de la violencia de género y pide la implementación de políticas públicas específicas para enfrentar el problema. Entre ellas, programas de salud y de educación sexual. Además, las organizaciones piden que los países faciliten el acceso al aborto seguro, aún en los territorios con leyes más restrictivas. En El Salvador, por ejemplo, la interrupción voluntaria del embarazo no está permitida ni siquiera cuando hay riesgo de muerte.

    "Al llevar adelante un embarazo, las niñas de 10 a 14 años tienen cinco veces más riesgos de muerte que una mujer desarrollada, mientras las adolescentes de 15 a 19 tienen el doble de riesgo que una mujer adulta", explicó Wagner. La abogada llamó la atención sobre la gravedad de ese "problema invisible" que mantiene el ciclo de la pobreza. De acuerdo con la experta, esas nuevas madres terminan abandonando la escuela, reduciendo sus posibilidades de acceder al mercado laboral y de conquistar su autonomía. En ese contexto, agregó que también se perpetúa la violencia.

    Por otro lado, Wagner resaltó que se trata de "un problema invisible" también porque la mayoría de las campañas de concientización sobre el embarazo precoz está relacionada con las gestaciones de adolescentes a partir de 15 años. Por ello, señaló la importancia de que los países sistematicen los datos que permitan identificar y enfrentar adecuadamente la cuestión, algo que todavía no existe.

    Durante el panel sobre "igualdad de género en el centro del desarrollo sostenible" de la Conferencia Regional sobre la Mujer, el director ejecutivo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa, en inglés), Babatunde Osotimehin, lamentó que América Latina registre la segunda tasa de fecundidad adolescente más alta del mundo, por detrás de África.

    En otras partes del mundo la problemática se da en el marco del matrimonio infantil, que está socialmente aceptado o incluso permitido por ley en algunos países, mientras que en Latinoamérica la tasa se esconde detrás de un sinfín de abusos y violaciones, observó la abogada de la IPPF.

    Además:

    El aborto en Chile, de actualidad tras el embarazo de una menor de 11 años
    Caso en Chile de niña embarazada tras violación muestra urgencia de votar ley de aborto
    Paraguay promulga ley contra maltrato físico de niños y adolescentes
    Etiquetas:
    embarazadas, violencia de género, violencia, niños, IPPF, América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik