En directo
    América Latina
    URL corto
    0 51
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El exrecluso de Guantánamo, Jihad Ahmad Deyab, decidió levantar la medida de huelga de hambre que sostenía desde hace 68 días en reclamo de ser reasentado en un país musulmán y reunificarse con su familia, informaron en un comunicado un grupo de sus allegados.

    "A los 68 días de huelga de hambre, la lucha de Jihad Deyab por su derecho a reunificación familiar y reasentamiento ha logrado una solución intermedia. ¡La lucha paga!", dice el texto enviado a los medios de comunicación por el Grupo de Apoyo.

    Según el texto, Deyab recibió una propuesta para viajar a un país que no se menciona el día jueves, cuando tenía ya su salud muy afectada por la prolongada huelga de hambre.

    "Es así que, aceptada esta solución intermedia a su reclamo, Jihad ha suspendido la huelga de hambre, comenzando un plan de alimentación bajo indicación médica", dice el comunicado.

    No está claro si Deyab ya tiene el camino expedito para viajar a ese país ni si permanecería allí en espera de su familia o de que un tercer Estado lo reciba y se produzca allí el reencuentro familiar.

    El Grupo de Apoyo califica la actitud del Gobierno de Uruguay como de "silencio criminal e indiferencia", pues "no ha vuelto a comunicarse desde hace semanas".

    El 5 de octubre, Deyab presentó un petitorio de nueve puntos al Gobierno, incluyendo el pedido de cuatro cartas dirigidas a Líbano, Qatar, Turquía y Venezuela, en las que las autoridades explicitaran que el hombre no tiene ningún impedimento para salir de territorio uruguayo.

    Dos días después, el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, sostuvo en una rueda de prensa que el Gobierno continuaba realizando gestiones para obtener un país musulmán o árabe que aceptara acoger a Deyab y a su familia, pero que no tenía hasta el momento una respuesta afirmativa.

    El funcionario instó además al sirio a deponer la huelga de hambre y a continuar luchando por su bienestar y el de su familia por otras vías y volvió a ofrecerle trasladar a sus parientes a este país, cosa que Deyab y su propia esposa rechazan.

    El hombre no ha visto a su familia desde que fue detenido en 2002 en Pakistán y encerrado por EEUU más de 12 años en Guantánamo, sin cargos y sin juicio.

    Las cartas fueron entregadas a Deyab una semana después, el día 11 de octubre, aunque las autoridades no respondieron los demás puntos del petitorio, según dijo a Sputnik Nóvosti el abogado de derechos humanos Pablo Chargoñia, quien patrocina al exrecluso.

    "La solución que no brindan las autoridades ha surgido desde sectores de nuestra sociedad y del apoyo internacional, rescatando nuestros mejores valores en cuanto a país solidario", dice el comunicado del Grupo de Apoyo emitido este sábado.

    El grupo saluda la decisión del ciudadano sirio pues "si bien no soluciona totalmente su situación familiar, es un gran paso en su lucha, conjuntamente con haber logrado visibilizar la grave problemática de los ex presos de Guantánamo en el mundo".

    Deyab llegó a Uruguay en diciembre de 2014 junto con otros cinco liberados de Guantánamo en virtud de un acuerdo entre los gobiernos de José Mujica y de Barack Obama cuyos alcances se han mantenido en secreto.

    Con problemas graves de salud, el hombre no logró adaptarse y tampoco pudo reencontrarse con su familia, tal como se le había prometido, pese a repetidos e infructuosos intentos.

    A inicios de junio de este año salió de Uruguay para aparecer a fines de julio en el consulado uruguayo en Caracas, pidiendo ayuda para viajar a Turquía a reencontrarse con su esposa y sus tres hijos e insistiendo en que no quería volver a vivir en este país sudamericano, donde tiene estatus de refugiado.

    El gobierno venezolano lo mantuvo detenido un mes y lo deportó hacia Uruguay el 29 de agosto.

    Apenas retornado a Montevideo, Deyab informó que estaba en huelga de hambre, una medida que continuaría hasta que se atendiera su pedido de ir a vivir a un país musulmán donde pudiera reencontrarse con sus familiares.

    Además:

    Liberado de Guantánamo en Uruguay se encuentra en coma a causa de huelga de hambre y sed
    Uruguay busca nuevo país para exrecluso de Guantánamo
    El fracaso de Guantánamo se extiende a la reinserción de sus liberados
    Etiquetas:
    Guantánamo, Jihad Ahmad Deyab, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook