En directo
    América Latina
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    Según datos del Centro Internacional de Estudios Penitenciarios, dos países latinoamericanos están entre los cinco con más población penitenciaria del mundo.

    El país con más reclusos es Estados Unidos, con 2,2 millones de personas entre rejas. En América Latina, Brasil tiene 607.700 reclusos y México, 256.941, según la misma fuente.

    Uno de los factores a tener en cuenta a la hora de analizar estos datos es la capacidad de las infraestructuras carcelarias para alojar a los presos. En esta variable, la región tiene una marca más que negativa. 

    Entre los 10 países con más sobrepoblación carcelaria del mundo, cuatro son latinoamericanos. Haití tiene una tasa de ocupación carcelaria del 416%. El Salvador, una del 320%; Venezuela del 270%, Bolivia del 256% y en Paraguay la sobrepoblación alcanza el 131%, según datos del Centro Internacional de Estudios Penitenciarios de la Universidad de Essex (ICPS) citados por el diario El País.  

    "El sistema penal actual se basa en el control. Nace con el desarrollo de la sociedad industrial para tratar de controlar a los sectores que quedaban al margen del trabajo asalariado", dijo a Sputnik Luis Pedernera, integrante del Instituto de Estudios Legales y Sociales del Uruguay (Ielsur).

    "Una regla general de todos los sistemas penales es que no actúan sobre todos los sujetos. No tienen capacidad para criminalizar en la forma estipulada por los códigos penales. Lo que hacen es seleccionar, y los encargados de realizar esta tarea son primordialmente los policías. Las fuerzas de seguridad interactúan mayormente con sectores marginales. Todos estos factores explican, en parte, los motivos de por qué nuestras cárceles están llenas de presos de entre 18 y 29 años, jóvenes, pobres y de sexo masculino", aseguró Pedernera. 

    Uruguay tiene una tasa de 300 presos por cada 100.000 habitantes. "Son números muy altos en comparación con la región. El principal motivo es la inflación penal, es decir, la cantidad de normas penales que llevaron al aumento exponencial de la población carcelaria", explicó el especialista. 

    Según él, en Uruguay, desde los 90 hasta la fecha, se han aprobado normas penales que han generado la creación de nuevos delitos, que son responsables de esta situación. El caso emblemático es el de la rapiña —robo con fuerza—, que pasó a tener una condena mínima de cuatro años.

    "La mayor parte de la población en nuestras cárceles está allí por delitos contra la propiedad", dijo.

    "El crecimiento carcelario no tiene relación con el crecimiento delictivo. El delito no tiene una realidad ontológica, sino que se crea y a partir de eso se amplía el margen de criminalización", concluyó Pedernera.

    Además:

    Absuelven a los policías que mataron a 111 presos en una cárcel de São Paulo
    Colombia repatriará a 29 connacionales presos en el extranjero
    Las tristemente célebres fiestas en cárceles de América Latina
    Gais, bisexuales y transexuales tendrán cárcel propia en Brasil
    Etiquetas:
    cárcel, Ielsur, Luis Pedernera, Brasil, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik