Widgets Magazine
20:51 GMT +316 Octubre 2019
En directo
    Soldados mexicanos examinan un cementerio

    "Campos de exterminio", de los libros de historia a la realidad de México

    © REUTERS/ Jose Luis Gonzalez
    América Latina
    URL corto
    0 41
    Síguenos en

    Muchos asocian la existencia de fosas comunes con una parte triste de la historia, pero para los mexicanos estos lugares se integran a su realidad cotidiana como lo demuestra el recién descubierto 'campo de exterminio' en el norteño estado de Coahuila.

    Según el diario Excélsior, en la zona de 160.000 metros cuadrados partida en dos por una enorme grieta natural, se han encontrado más de 600 fragmentos de restos humanos, pertenecientes a personas que fueron arrojadas al lugar tras ser incineradas.

    Esto lo convierte "en el cementerio clandestino más grande del país en los últimos años", apuntó la senadora del Partido Acción Nacional (PAN) por Tlaxcala, Adriana Dávila.

    Mientras que otros analistas, como la escritora Lydia Cacho, lo han catalogado como un verdadero "campo de exterminio". De igual forma lo calificaron los peritos de la Procuraduría General de la República (PGR) que acudieron al lugar, donde activistas civiles hallaron zapatos de hombre y mujer, zapatillas deportivas, botas pequeñas de niños y otros objetos.

    Un tenebroso paraje desértico ubicado en la comunidad de Patrocinio San Pedro, a 80 kilómetros de Torreón, capital del norteño estado de Coahuila, es el lugar ideal para este "campo de exterminio" que nos remonta a los años de la Alemania nazi.

    De las primeras versiones se presume que muchas de esas personas fueron víctimas de la trata y de trabajos forzados por parte de la delincuencia organizada.

    En Coahuila se contabilizan 1.791 desaparecidos y han sido hallados 458 cuerpos sin nombre en fosas comunes. Mientras que el diario Vanguardia reveló hace poco que la Procuraduría de Justicia de Coahuila halló 78 cementerios clandestinos en el estado, donde se han encontrado 51 cuerpos.

    Silvia Ortiz, una maestra de escuela secundaria, madre de una hija desaparecida y que encabeza la organización Víctimas por sus Desaparecidos en Acción (Grupo Vida), señala que desde abril de 2015 busca pistas en Patrocinio San Pedro de este lugar. "Nos dijeron que era un campo de exterminio", señaló.

    En julio pasado se dio a conocer que el ex gobernador del estado, Humberto Moreira, podría ser acusado ante la Corte Penal Internacional (CPI) por la desaparición de unas 400 personas y sus vínculos con la banda criminal Los Zetas.

    Según el Excélsior, los estados mexicanos de Guerrero, Oaxaca, Veracruz, Morelos, Sinaloa, Sonora, Nuevo León, Tamaulipas, entre otros, han reportado tener fosas clandestinas.

    Destaca la periodista Anabella Pezet, que "lo irónico es que dichos lugares, en su mayoría, no han sido descubiertos por la autoridad, sino por los familiares de las personas desaparecidas que claman justicia. Un ejemplo escalofriante es el del estado de Veracruz, donde en cuatro años la policía sólo ha encontrado seis fosas clandestinas, mientras que los ciudadanos en tan sólo cinco meses han encontrado 90."

    Según estadísticas, en México hay un total de 27 mil 659 desaparecidos, desde 2007 hasta el 31 de diciembre de 2015. Con los estados de Tamaulipas y Veracruz como los punteros en este negativo índice.

    "La guerra contra las drogas, la lucha entre los mismos cárteles, la trata de personas, la pornografía infantil, los secuestros, la prostitución, en conjunto, dejan en promedio 56 asesinatos diarios", resalta Pezet.

    La periodista concluye haciendo un llamado al Gobierno mexicano para que redoble sus esfuerzos "en materia de seguridad, de vigilancia, de procuración de justicia, pero sobre todo de investigación sobre las personas que a diario desaparecen."

    Además:

    Identifican restos de un joven de grupo desaparecido por policías y narcos en México
    México sufre una sacudida política y moral por fuga del jefe narco
    Etiquetas:
    campos de exterminio, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik