En directo
    América Latina
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El escritor mexicano Luis González de Alba, destacado líder del movimiento estudiantil universitario de 1968 en México, y preso político en aquellos años, se quitó la vida de un disparo con una pistola calibre 22 mm, confirmó la autoridad forense.

    El cuerpo del escritor, que había cumplido 72 años, fue localizado el domingo por sus amigos, quienes pidieron auxilio a la policía de Guadalajara, capital del estado de Jalisco en el centro de México, donde residía, dijo este lunes el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

    Luis González de Alba fue arrestado durante la revuelta estudiantil que fue aplastada en una masacre perpetrada por el Ejército mexicano y policía política en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, el 2 de octubre de 1968, y padeció prisión dos años y medio por dirigir ese movimiento, en la entonces siniestra Penitenciaría de Lecumberri, ahora sede del Archivo General de la Nación.

    Como resultado de esos días de prisión, escribió en primera persona el libro "Los días y los años", y "No hubo barco para mí", entre una docena de libros literarios.

    Un borrador de su testimonio salió de la cárcel y fue incluido en el libro de Elena Poniatowska —ganadora del Premio Cervantes 2013—, "La Noche de Taltelolco", a quien 20 años después le exigió rectificar su texto en 28 párrafos que habían sido alterados, mediante un juicio civil que ganó.

    La fecha del suicidio coincidió con el aniversario 48 de la emblemática masacre, donde estimaciones de la época contabilizaron más de 200 muertos, un millar de heridos y cientos de detenidos, entre ellos la dirigencia estudiantil que integraba González de Alba, ganador del Premio Nacional de Periodismo por su divulgación de la ciencia, en su columna del diario Milenio "Se descubrió que…".

    Su última entrega, publicada el domingo, fue dedicada con desencanto un crítica a la marcha anual que se celebra bajo el lema "2 de Octubre: No se olvida", bajo título "Podemos adivinar el futuro".

    Escribió una predicción, para que se publicara el día de su muerte: "Será domingo 2 de octubre, habrá una manifestación de chavos que no sabe qué es lo que 'no se olvida', porque ya lo olvidaron o nunca lo han sabido. Habrá hordas de vándalos, robando, quemando, golpeando", escribió Luis González de Alba, un crítico sistemático del devenir de sus colegas de las izquierdas ortodoxas y extremistas.

    "Si no los detiene la policía, serán llamados 'infiltrados' y pretexto para reprimir a los ordenados manifestantes. Pero, si logra detener a algunos, mágicamente se convertirán en 'presos políticos', chivos expiatorios del vandalismo de los infiltrados por la policía", adelantó en su última entrega.

    También reveló su última versión de los entretelones en su controversia con Poniatowska, de quien anticipaba sus previsibles comentarios sobre la masacre de Tlatelolco con "el debido cliché, el redondo lugar común que la hace adorable y linda".

    El historiador liberal mexicano Enrique Krauze escribió en su cuenta de Twitter: "Luis González de Alba, elegiste morir justamente hoy, 2 de octubre, a las 6:10. Fuiste la conciencia histórica del 68. No te olvidaremos".

    En 1975, junto con la directora de teatro Nancy Cárdenas y el fallecido escritor Carlos Monsiváis, el escritor y activista publicó el primer manifiesto mexicano en defensa de los homosexuales.

    Otro historiador, Héctor Aguilar Camín, confirmaría después por esa misma ruta: "Se ha quitado la vida Luis González de Alba, uno de los hombres más libres de México. El último acto de su salvaje libertad".

    Aguilar Camín, director de la influyente revista Nexos, añadió que el intelectual y periodista, padecía sida: "No creo estar frente a una desventura personal, sino frente a una muerte elegida, que fue para su autor una liberación, el último acto de una vida salvajemente dedicada a ser libre".

    Etiquetas:
    escritor, suicidio, Luis González de Alba, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik