En directo
    América Latina
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El exrecluso de Guantánamo, Jihad Ahmad Deyab, responsabilizó el viernes a EEUU del posible desenlace fatal de la huelga de hambre que lleva a cabo en Uruguay en busca de reunirse con su familia en un tercer país.

    "Yo estuve en Guantánamo porque EEUU creó ese centro de tortura; la razón de que mi esposa fuera encarcelada en Siria por un año fue EEUU, la razón de que mi hijo muriera bajo las bombas en la guerra en Sira es EEUU", dijo Deyab en una declaración leída por el activista Andrés Thomas Conteris ante la prensa.

    La esposa de Deyab, Usra al-Hussein, fue detenida en Siria en julio de 2008 cuando realizaba gestiones para la liberación de su marido y recluida e incomunicada por casi un año.

    El hijo varón de Deyab, Wael, murió a los 15 años durante un ataque en la guerra civil siria.

    "Mi situación de salud es muy precaria, está muy mal; mi energía está muy baja y yo responsabilizo personalmente al Gobierno de EEUU y al de Uruguay; si yo muero será responsabilidad de EEUU y Uruguay", subrayó Deyab en su mensaje.

    Poco antes, los medios pudieron filmarlo y fotografiarlo mientras hablaba con su esposa por Skype.

    El ciudadano sirio de 45 años yacía en un colchón sobre el piso de un pequeño dormitorio sin muebles, cubierto con unas mantas y mostrando un rostro delgado y demacrado, notoriamente diferente al que tenía unos meses atrás.

    "Tengo dos opciones: me voy a reunificar con mi familia y nos vamos a encontrar en un lugar que nosotros escojamos o voy a morir aquí en Uruguay", dijo en su mensaje.

    La del viernes fue la primera conversación que mantuvo con su esposa, según dijo más tarde en su declaración escrita, desde hacía más de un mes.

    Deyab salió de Uruguay el 7 de junio, supuestamente hacia la frontera con Brasil, donde fue visto en las siguientes semanas.

    El 26 de julio apareció en el consulado uruguayo en Caracas, asegurando que no quería regresar a Uruguay y pidiendo ayuda para reunirse con su familia en Turquía.

    De inmediato fue detenido por agentes de seguridad venezolanos.

    Permaneció detenido y casi totalmente incomunicado hasta que las autoridades de Venezuela lo retornaron a Uruguay el 29 de agosto.

    Dos días después de regresar anunció a Sputnik Nóvosti a través de un amigo que estaba haciendo huelga de hambre.

    Deyab y otros cinco liberados de Guantánamo fueron reasentados en Uruguay en diciembre de 2014.

    El Gobierno les otorgó a todos estatus de refugiado y los puso bajo el amparo de un programa de dos años que maneja una ONG financiada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, el Servicio Ecuménico para la Dignidad Humana (SEDHU).

    Muy pronto se demostró que ese programa del SEDHU era inadecuado para hacer frente a los problemas con que venían los liberados de Guantánamo.

    En particular Deyab, el único de los seis que tenía esposa e hijos, resintió el incumplimiento de la promesa de inmediata reunificación con su familia, que le hicieron funcionarios uruguayos cuando lo visitaron en la prisión en Cuba.

    En su conversación del viernes, la esposa de Deyab sostuvo que no quiere viajar a Uruguay, según Conteris.

    Además:

    Exrecluso de Guantánamo en huelga de hambre en Uruguay
    Exrecluso de Guantánamo llega a Uruguay este lunes desde Venezuela
    Liberado de Guantánamo que abandonó Uruguay aparece en Caracas
    Etiquetas:
    Guantánamo, Jihad Ahmad Deyab, Uruguay, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook