En directo
    América Latina
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El exrecluso de Guantánamo, Jihad Ahmad Deyab, llegará este lunes a Uruguay desde Venezuela en un vuelo privado de la empresa petrolera venezolana PDVSA, supo este domingo Sputnik Nóvosti de fuentes de seguridad uruguayas.

    Deyab, quien pasó un mes detenido por el servicio secreto venezolano SEBIN, llegará este lunes en un vuelo especialmente dispuesto por PDVSA (Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima), indicaron las fuentes que pidieron no revelar su identidad.

    El sirio "está en viaje desde Venezuela en un operativo que se realiza en estricta reserva", se limitó a decir a esta agencia Christian Mirza, un profesor universitario designado por el Gobierno de Uruguay para servir de enlace con los seis liberados de Guantánamo que llegaron a este país en diciembre de 2014.

    El sigilo se explica por "la necesidad de preservar a Deyab", dijo Mirza, convertido en las últimas horas en la única voz oficial sobre el tema, ante el silencio de los ministerios del Interior y de Relaciones Exteriores.

    En una breve respuesta por correo electrónico, el abogado estadounidense de Deyab, Jon B. Eisenberg, dijo a esta agencia que conoce los rumores de que está por ser deportado a Uruguay.

    "Pero no sé si esto ya ha ocurrido y ni siquiera sé si es verdad; si regresa a Uruguay, trataré de hablar con él por teléfono tan pronto como sea posible y entonces decidiré cómo proceder", añadió Eisenberg.

    Se ignora el estado de salud en que llegará este hombre de 45 años quien el 17 de agosto inició una huelga de hambre al enterarse de que los gobiernos de Uruguay y Venezuela aprontaban su deportación a territorio uruguayo, según dijo a Sputnik Nóvosti el activista argentino-estadounidense Andrés Conteris.

    Deyab no quería retornar a Uruguay, pues su Gobierno no cumplió en poco más de un año y medio con la promesa de reunificarlo con su familia.

    El hombre se fue de su domicilio montevideano el 7 de junio, apenas comenzado el mes sagrado del Ramadán, y fue visto a mediados de ese mes en la ciudad fronteriza del Chuy, desde donde luego se presume que ingresó a territorio brasileño.

    El 26 de julio se presentó en el consulado uruguayo en Caracas pidiendo ayuda para viajar a Turquía, país en el que se encuentran su esposa y sus tres hijos.

    Al salir de la sede diplomática fue abordado y detenido por agentes de seguridad venezolanos, comprobó esta agencia de fuentes de la embajada uruguaya y mediante una fotografía de su fichaje policial.

    Más tarde fue ubicado por Sputnik Nóvosti en el edificio Helicoide del SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional), donde fracasaron diversos intentos de visitarlo realizados por esta agencia y por el activista Conteris.

    Deyab permaneció más de 12 años detenido en Guantánamo, una prisión militar estadounidense para sospechosos de terrorismo.

    Archivos del Departamento de Defensa indican que habría pertenecido a una célula siria de la red extremista Al Qaeda, pero nunca fue acusado de delito alguno, y al momento de liberarlo el Departamento de Estado sostuvo que no tenía ninguna prueba de que Deyab hubiera incurrido en actividades terroristas o contra los intereses de EEUU.

    Lea también: EEUU cierra Guantánamo para ocultar sus verdaderos planes en Cuba

    En sus años en prisión fue sometido a malos tratos y fue un persistente practicante de huelgas de hambre.

    Las torturas y la alimentación forzosa que le practicaron le dejaron serias secuelas de salud.

    Además:

    Ex presos de Guantánamo "volverán al campo de batalla"
    Trump mantendría abierto penal de Guantánamo si es presidente de EEUU
    Autoridades de Venezuela podrían autorizar visita a exprisionero de Guantánamo
    Etiquetas:
    Jihad Ahmad Deyab, Venezuela, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik