02:36 GMT +312 Diciembre 2019
En directo
    Una vigilia para honrar Berta Cáceres en Tegucigalpa

    ¿Quién mató a Lesbia Urquía y Berta Cáceres?

    © REUTERS / Jorge Cabrera
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    Tras el asesinato este año de las dirigentes hondureñas comprometidas con causas ambientales e indígenas, los activistas aún lloran sus muertes y responsabilizan al Gobierno.

    En julio, Lesbia Urquía, activista e integrante del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), fue hallada muerta cerca del vertedero del municipio de Marcala, en el departamento de La Paz, en el suroeste hondureño. Su cuerpo estaba marcado con golpes de machete en la cabeza. A este crimen se le suma el de la dirigente indígena Berta Cáceres, quien fue asesinada a balazos en marzo en el interior de su hogar. La policía hondureña baraja tres posibles hipótesis por las que Urquía podría haber sido asesinado y las tres hablan de posibles casos criminales pero no hacen referencia a un asesinato por ser una activista con un liderazgo local.

    Audio: "Hay dos formas de irse de la Mara: muerto o abrazando la fe"

    "Lesbia Urquía era una mujer que estaba luchando en contra de un proyecto hidroeléctrico, el Aurora I, que precisamente está siendo impulsado por la actual presidenta del partido en el poder que siempre se ha caracterizado por reprimir a los pueblos. El asesinato de nuestra hermana Berta tiene un motivo muy claro, el de acallar la voz de una de las mujeres insignes de Honduras y del mundo. Ella actuaba en la defensa de los derechos territoriales, de los bienes comunes y de los sectores indígenas", dijo en el programa de radio GPS Internacional Miriam Miranda, representante de la Organización Fraternal Negra de Honduras.

    Lea más: Nuevo asesinato de ambientalista en Honduras busca atemorizar al pueblo

    Berta Cáceres era una mujer comprometida con las causas indígenas. "Conocía perfectamente lo que es la lucha por la revolución, por el cambio en nuestros pueblos. Era una de las fundadoras del Copinh. No solo luchaba en Honduras, luchaba mundialmente. Por eso hubo un repudio mundial de su muerte en todos los continentes. Lesbia Urquía era una persona que luchaba contra la construcción de la hidroeléctrica Aurora I. Por eso estamos en esta tristeza absoluta por el asesinato de estas mujeres que eran defensoras de los derechos humanos. Ellas fueron mujeres que defendieron la vida", aseguró Miranda.

    Para algunos hondureños, las autoridades nacionales no podrían desconocer la situación de riesgo en la que se encontraba la activista. "Responsabilizamos al Gobierno porque ellos sabían que había una crisis a través de sus instancias de investigación. El Gobierno quiso argumentar que se trató de un crimen pasional. Vivimos en un país que en los últimos años hemos ocupado los primeros lugares de violencia y criminalidad, de guerra prácticamente. Berta tenía medidas cautelares. Esto significa que el Gobierno tenía la responsabilidad de brindarle seguridad", dijo la activista.

    "La razón del asesinato de Cáceres y Urquía se suma a muchos asesinatos de América Latina y el mundo por la defensa de los recursos que necesitamos como seres humanos para seguir sobreviviendo en este planeta que está en crisis. El asesinato de Berta Cáceres visibiliza la lucha de miles de personas que están en la defensa de esos bienes comunes", concluyó.

    Además:

    Asesinada en Honduras otra activista indígena
    Familia de Berta Cáceres en Honduras desconfía de OEA en investigación del crimen
    ONU pide investigación independiente para esclarecer crímenes de activistas en Honduras
    Cuatro detenidos por el asesinato de la líder indígena hondureña Berta Cáceres
    Etiquetas:
    asesinato, Lesbia Yaneth Urquía, Berta Cáceres, Honduras
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik