Widgets Magazine
14:51 GMT +312 Noviembre 2019
En directo
    Pesos argentinos en una casa de cambios en Buenos Aires

    Descenso de impuestos a exportaciones agrícolas argentinas no elevó el ingreso de divisas

    © AP Photo / Peter Prengaman
    América Latina
    URL corto
    0 21
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — El Estado argentino dejó de percibir casi 1.700 millones de dólares entre enero y junio al recortar los impuestos a las exportaciones agropecuarias, pero esa medida no se tradujo en un aumento del ingreso de divisas respecto de otros años, según fuentes consultadas por Sputnik Nóvosti.

    "Entre enero y junio de 2016, el Gobierno resignó 1.691 millones de dólares", explicó el director del Centro de Economía de Política Argentina (CEPA), Hernán Lechter.

    La primera medida que tomó Mauricio Macri al asumir como presidente en diciembre de 2015 fue reducir la alícuota del impuesto de a las ventas de soja de 35% al 30%.

    A su vez, eliminó por completo el gravamen al girasol, al trigo y al maíz, que pagaban respectivamente un 32%, un 23% y un 20%.

    Según dijo entonces Macri, el objetivo era "duplicar la capacidad de producción".

    Sin embargo, el Gobierno recaudó poco más de la mitad de lo que podría haber recibido, consideró Lechter.

    "En lo atinente a los beneficios al agro, en el primer semestre de 2016 el Gobierno tendría que haber recaudado en concepto de retenciones 4.065 millones de dólares, mientras que —producto de las quitas— solo recaudó 2.374 millones de dólares, es decir, la mitad de lo que tendría que haber percibido", sostuvo el director del CEPA en base a un informe de su organismo.

    La supresión de retenciones también alcanzó a las industrias exportadoras y a las empresas mineras, pero el sector agropecuario ha sido el más beneficiado, pues captó el 72% "del monto liberado por el Estado", añadió Letcher, concejal de la coalición opositora Frente para la Victoria.

    A esto se le suma la devaluación del 40% que sufrió la moneda local, desde que a finales de ese año se levantaran las restricciones al cambio de divisas extranjeras.

    Con un dólar que supera en la actualidad los 15 pesos, "solo para los industriales de oleaginosos y los exportadores de cereales, la transferencia de ingresos del Estado al sector representa unos cinco millones de dólares adicionales", explicó el director de CEPA.

    Liquidaciones similares

    Según un estudio de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), las empresas agroexportadoras liquidaron casi 15.000 millones de dólares durante el primer semestre de este año.

    Salvo en 2015, cuando la expectativa de las elecciones presidenciales afectó la liquidación de las exportaciones agropecuarias, las cifras del primer semestre de 2016 no difieren de aquellas correspondientes al mismo período de años anteriores.

    Con la excepción de 2010, cuando durante los primeros seis meses de ese año se liquidaron poco más de 13.000 millones de dólares, en los tres años siguientes las liquidaciones del primer semestre rondaron los 15.000 millones de dólares.

    Entre enero y julio de 2014 la liquidación superó los 16.000 millones de dólares.

    Por la quita de retenciones, resumió Letcher, "no hay un efecto de mayor liquidación".

    Lea más: Riquezas fugadas de Argentina

    Sin embargo, según explicó a Sputnik Nóvosti el gerente de Comunicaciones Corporativas y Relaciones Institucionales de ambas entidades agropecuarias, Andrés Alcaraz, el ingreso de divisas del sector está relacionado al ciclo comercial de los granos, el cual está sujeto a una serie de factores.

    Entre esas variables destacan "el precio internacional de los productos agropecuarios, las necesidades financieras del productor, las huelgas de transportistas o productores que afectan la cosecha, y los factores climáticos que, por ejemplo, retrasaron la cosecha de 2016", dijo Alcaraz.

    El precio internacional de la soja osciló entre los 350 y 400 dólares la tonelada en 2010, y subió paulatinamente en 2011 hasta alcanzar su máximo histórico en septiembre de 2012, cuando llegó a los 650 dólares, explicó.

    Sin embargo, su valor descendió a partir de 2014, nunca por debajo de los 320 dólares, y desde 2016 ha vuelto a incrementar su precio a un promedio de 400 dólares la tonelada.

    En 2015 la soja representó el 31,3% de las exportaciones totales de Argentina, mientras que los productos agroindustriales significaron el 42,2% de todas las ventas argentinas al exterior durante ese mismo año.

    Además:

    Macri anuncia un plan de repatriación de capitales y pago pendiente a jubilados
    Etiquetas:
    divisas, agricultores, CEPA, Mauricio Macri, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik