Widgets Magazine
En directo
    Rejas de la cárcel

    Un comunicador fue encarcelado en México con el falso testimonio de un indigente sobornado

    CC BY-SA 2.0 / Nic McPhee / Rendition
    América Latina
    URL corto
    0 11

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El periodista mexicano Jorge Morales, exdirector de Comunicación del Gobierno de Sonora, está preso por enriquecimiento ilícito y extorsión, acusado por un anciano que recibió un soborno, dijo a Sputnik Nóvosti su esposa, Kathya Félix, quien descubrió el fraude al encontrar al indigente y analfabeta.

    El periodista y exdirector de dos influyentes periódicos mexicanos, El Imparcial de Hermosillo y Frontera de Tijuana, en el norte de México, fue funcionario público de 2009 a 2015 del gobierno de Sonora, del Partido Acción Nacional (PAN, centroderecha), y fue detenido "en un operativo descomunal" por orden de la Fiscalía Anticorrupción, el 1 de febrero de este año 2016.

    La esposa de Morales tuvo que renunciar a su cargo de directora de Comunicación de la Comisión Estatal de DDHH de Sonora, para defenderse: "meses después del impacto de la aparatosa detención, por decenas de agentes y patrullas en el Centro de Hermosillo, me puse a estudiar el expediente, y descubrí que la denuncia la ha presentado un señor de 76 años de edad, que firma con su huella digital y la letra X".

    El expediente contiene una identificación oficial con dirección en otro municipio distinto Guaymas a 130 km de Hermosillo (1.700 km al noroeste de Ciudad de México).

    "Me llamó la atención que una persona septuagenaria iletrada de otro municipio firmaba así la denuncia, que ha levado a mi esposo a la cárcel", relata Kathya en una larga charla telefónica.

    Se convirtió en su propia investigadora privada: "Recorrí disfrazada de encuestadora la colonia de Guaymas, del supuesto domicilio del señor, allí vivía su sobrino que me condujo a su tío en Hermosillo", en los suburbios de una colonia llamada Piedra Bola.

    La experiencia detectivesca la tiene fija en su memoria: "Caminé acompañada de mi sobrino tocando puertas, casa por casa, no me cabía en la cabeza que una persona desconocida, que no participaba en los medios de comunicación, nos conociera con tantas precisiones técnicas y jurídicas citadas en el expediente; era muy extraño".

    Por unos 70 dolares

    La familia había sido "intimidada y perseguida con cámaras, incluso a nuestros niños, sin madre y sin mi esposo al lado, decidí comenzar a investigar y me documenté con la mejor información por si algo nos podía pasar".

    Estaba sola, incluso el día del sepelio de su madre, el 6 de abril pasado, la engañaron con el supuesto suicidio de su esposo en prisión. Era falso: "me sentí con miedo de que nos pase algo, a mí o los niños o a él adentro de la cárcel, pasaba noches sin dormir, el miedo me estaba consumiendo".

    Finalmente llegó a la dirección del acusador y tocó la puerta; encontró a la cuñada del denunciante: "Le hablé con el corazón como esposa y como madre; me ofreció agua para calmar la sed, y dijo: Beto vive aquí en el patio". Allí dio un vuelco toda la historia.

    Apareció sin camisa un anciano enfermo y analfabeta: el señor Alberto del Cid Carmelo, que vive de una pensión de 2.000 pesos al mes (100 dólares).

    Vio los documentos donde aparece su huella, y habló: "Yo no denuncié a nadie, a mi me pagaron por ir de testigo, no sabía que era denunciante sino un testigo, me llevaron en un vehículo blanco, me pagaron 1.400 pesos (unos 70 dólares)".

    La Fiscalía Especializada Anticorrupción en el Estado de Sonora compró así la declaración falsa.

    Fue un vecino quien le ofreció el negocio al señor De Cid: "Señor lo puedo grabar para presentarlo a las autoridades, pregunté, y aceptó" (Vídeo).

    Félix no ha encontrado ningún notario público que se atreva a arriesgar su notaría para registrar los hechos: "a las represalias todo el mundo le teme en Sonora y en todo México", dice.

    El silencio ante el hallazgo es sorprendente: "Ahora nadie en el gobierno da la cara, los medios locales de Sonora se negaron a publicar esta prueba".

    "Ni un abogado, notario, ni medio me abrió sus puertas, hasta que la revista Proceso se atrevió", la semana pasada, a difundir el resultado de la búsqueda la semana pasada.

    El juez de la causa en Hermosillo, capital de Sonora, se negó a revisar el expediente y permitir el juicio en libertad condicional.

    "Hay corrupción desde el inicio de la denuncia y la imposición de la pena de formal prisión, de la boca de juez no salen palabras, no hay independencia ni autonomía de podres", denuncia Félix.

    La Comisión estatal de DDHH de Sonora no actúa y la gobernadora del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Claudia Pavlovich sigue empeñada en su promesa de llevar a la cárcel a los integrantes del gobierno anterior de Guillermo Padrés, a quienes se les prueben actos de corrupción.

    ​Pero tras el hallazgo del falso testimonio hay desconcierto: "Nadie me recibe, ningún magistrado del Supremo Tribunal, ni la Gobernadora, en seis meses se agudiza el problema, se enoja la autoridad por el descubrimiento, a mi esposo lo encierran a una celda de castigo el 19 y 20 de julio" pasados.

    El 20 de julio el secretario de Gobierno, Ernesto Pompa, tras un intento de arresto de Félix por entrar al Palacio de Gobierno a buscar la gobernadora, respondió: "no se puede hacer nada, no es mi tema".

    Además:

    Despido de periodista Aristegui en México huele a censura, dice relator de la CIDH
    Etiquetas:
    Kathya Félix, Jorge Morales, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik