En directo
    América Latina
    URL corto
    0 27
    Síguenos en

    Sus víctimas pierden la conciencia y hasta la voluntad en cuestión de segundos. Su fantasma aparece en casos trágicos de turistas abusadas y en conocidas obras de arte popular. Burundanga, 'la droga de la violación'. ¿Mito o realidad?

    Bajo su nombre científico, escopolamina, quizás no la reconozca. Pero si se la menciona bajo su apodo popular, con seguridad su memoria encuentre algún caso donde figure como protagonista: jóvenes que pierden la conciencia y despiertan en un lugar desconocido, después de haber sido violadas, sin recordar nada de lo que sucedió. La burundanga, consagrada en una canción de la célebre artista cubana Celia Cruz, es frecuente en los titulares de noticias de temática policial de los diarios latinoamericanos. El último caso trágico fue el de dos jóvenes argentinas, Marina Menegazzo y María José Coni, que en febrero fueron asesinadas en la localidad de Montañita, Ecuador.

    "Hay determinadas sustancias, sobre todo las denominadas sustancias folclóricas, que se utilizan desde Venezuela hasta el sur de Chile con fines médicos y religiosos. Una de ellas es la escopolamina o burundanga. Ha habido informes policiales en Perú y Colombia, donde supuestamente se habría dopado a gente con fines delictivos. Pero por lo general, cuando ese tipo de denuncias se someten a exámenes médicos, se encuentran otro tipo de sustancias, no escopolamina. Desde el punto de vista de la evidencia científica con exámenes toxicológicos, todavía no se han reportado casos concretos", dijo a Sputnik el toxicólogo Milton Rojas, consultor del Centro de Información y Educación para la Prevención del Abuso de Drogas de Perú (CEDRO).

    La escopolamina es un alcaloide tropánico que se encuentra en plantas de la familia de las solanáceas. Contiene propiedades psicoactivas y durante cientos de años fue utilizada con fines medicinales.

    Muchas de las víctimas de la burundanga dicen haber sido rociadas con un polvo por encima de la piel. "Desde el punto de vista farmacológico, la absorción más rápida de sustancias es la oral o la intravenosa. Hay algunas sustancias que pueden tener un nivel de absorción lento —al contacto con la piel—, como los parches de nicotina. Pero cuando se trata de sustancias como la escopolamina, que podría ser esparcida en la piel, no hay evidencia científica de que el organismo la absorba por esa vía. Es poco probable que haya una absorción dérmica con cantidades reducidas de esta sustancia y que el sujeto pierda los reflejos. Para neutralizar el autocontrol de una persona, se tendría que rociar cantidades muy importantes de escopolamina", aseguró Rojas, quien cree que se generó una mala reputación sobre los efectos de la burundanga en escenarios ajenos a la ciencia.

    Acerca del caso de las jóvenes mendocinas asesinadas en Ecuador, el toxicólogo peruano dijo que "hasta donde sé, los exámenes toxicológicos arrojaron benzodiacepinas o tranquilizantes. Es difícil vincular la escopolamina en este caso".

    Además:

    30 millones de personas en el mundo son adictos a una droga
    Hoy la mayoría de las guerras se financian con la droga
    Los diez mandamientos o cómo acabar de una vez por todas con las drogas
    Elaboran drogas en vivo en una cadena ucraniana
    Guerra contra las drogas es un fracaso
    Etiquetas:
    burundanga, escopolamina, violaciones, drogas, Centro de Información y Educación para la Prevención del Abuso de Drogas de Perú
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook