En directo
    América Latina
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El juez brasileño Marcos Josegrei da Silva confirmó al joven Levi Ribeiro de Jesus, de apenas 21 años de edad, como principal líder del supuesto grupo terrorista desactivado en la llamada “Operación Hashtag” que se saldó con 11 detenidos.

    “Como juez del caso no me atrevería a decir que era un líder prominente”, declaró en rueda de prensa el magistrado en un intento por matizar las palabras del ministro de Justicia, Alexandre de Moraes, que en la mañana de este jueves había apuntado al joven natural de Guarulhos, en la periferia de Sao Paulo, como líder inequívoco de la presunta célula islamista.

    En su opinión, Ribeiro tenía, por su carácter impetuoso, una mayor capacidad que sus compañeros para organizar las actividades del grupo a través de las redes sociales, sin embargo, aclaró que “existen personas activas que percibimos que tenían un mayor conocimiento sobre la dinámica que siguen este tipo de organizaciones y que se manifestaban de manera menos incisiva”.

    Al parecer, el joven, que no tenía ficha policial. había abandonado el hogar familiar hace dos años y se había trasladado a la ciudad de Curitiba donde trabajaba en una red de supermercados mientras que otro de los detenidos de menor rango, Vitor Magalhaes o “Abdullah”, de 23 años, trabajaba con su padre en un pequeño negocio también de la ciudad de Guarulhos.

    En su caso, la conversión al islamismo se produjo hace seis años cuando decidió estudiar árabe en Egipto gracias a una beca de seis meses, sería allí donde habría sido influenciado por elementos radicales del Islam llegando a publicar vídeos a través de varias redes sociales como YouTube en los que enseñaba a sus paisanos como aprender el árabe.

    En la misma rueda de prensa, el juez confirmó que la edad de los detenidos varió “entre los 20 y los 40 años” y que ninguno de ellos era de ascendencia árabe aunque se identificaban con apodos en este idioma, lo que hace pensar que, en efecto, no serían verdaderos integrantes del Daesh sino meros simpatizantes o “captados” por la organización terrorista.

    Además:

    La supuesta célula terrorista desactivada en Brasil era "absolutamente amateur"
    Daesh efectúa un verdadero reclutamiento de brasileños a través de las redes sociales
    Amenaza yihadista: América Latina, el siguiente objetivo
    Etiquetas:
    amenaza terrorista, Operación Hashtag, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook