En directo
    América Latina
    URL corto
    0 13
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El gobierno de México presentó un "nuevo modelo educativo" en un ajuste a la implementación a una reforma aprobada en 2013, un mes después de una masacre contra maestros opositores en sureño Oaxaca, saldado con diez muertos y un centenar de heridos.

    El nuevo modelo está regido por tres grandes principios reformadores: "mejores escuelas, mejores maestros y mejores contenidos (…), que sea incluyente", dijo en un discurso el secretario federal de Educación, Aurelio Nuño.

    La transformación del sistema educativo para atender a 35 millones de estudiantes del país "responde a las demandas de la sociedad global, así como corresponde a la necesidad de reorientar la atención hacia los niños y las escuelas", declaró el funcionario, considerado en círculos políticos como un delfín del presidente Enrique Peña para las presidenciales de 2018.

    El proceso no es una marcha atrás en la reforma, que es criticada en las calles por cientos de miles de maestros de empobrecidos estados del país, con predominio de población indígena y rural —Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán— sino "resultado del mandato constitucional de la Reforma Educativa, que busca enfocar todos sus esfuerzos en conseguir que toda la sociedad mexicana pueda acceder a una educación de calidad", afirmó Nuño.

    Los documentos del nuevo modelo y una propuesta académica curricular, será sometido a consulta pública del 26 de julio al 29 de agosto próximos, con cinco ejes pedagógicos: fortalecimiento de las escuelas; formación y capacitación de los maestros; nuevos contenidos curriculares; garantizar la inclusión y equidad del sistema educativo; y la consolidación de su gobernanza.

    El modelo atiende tres grandes áreas: lenguaje y comunicación, desarrollo personal y social, autonomía curricular.

    Los maestros disidentes que han cuestionado el contenido educativo de la reforma, la consideran como una reforma laboral, contra los derechos sindicales del magisterio adquiridos durante décadas, y como una estandarización injusta mediante evaluaciones a los educadores, en un país desigual donde los sectores rurales e indígenas han sido marginados del desarrollo.

    Nuño ha convocado a foros de debates con expertos, académicos, docentes, organizaciones civiles, normalistas, e instituciones públicas, frente a la crítica de la reforma que fue una de las primeras aprobadas en el arranque del presidente Enrique Peña (2012-2018), pero también una de la más cuestionadas.

    Por su parte, el oficialista Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el más grande de Latinoamérica, que integran 1,5 millones de maestros pidió que la consulta se someta a un escrutinio de todos los actores educativos.

    Se trata de una propuesta que deberá ser analizada haciendo a un lado intereses particulares "celebramos y saludamos esta convocatoria para no reducirla a solamente expertos con visiones filosóficas", dijo en el acto oficial el presidente del SNTE, Juan Díaz de la Torre.

    Mientras tanto, siguen estacadas las negociaciones con el magisterio disidente de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), en un conflicto considerado como el verdadero origen del ajuste presentado por el gobierno. 

    Además:

    ¿Democracia o dictadura? Por la reforma educativa, ya hay presos políticos en México
    Maestros mexicanos y Gobierno alcanzan un primer acuerdo general
    Etiquetas:
    reforma educativa, reformas, educación, Aurelio Nuño, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook