En directo
    Representantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)

    Fracasa el diálogo sobre la reforma educativa en México

    © REUTERS / Henry Romero
    América Latina
    URL corto
    0 31

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El diálogo entre el gobierno de México y los líderes del magisterio disidente que se oponen a la implementación de una reforma educativa terminó sin acuerdo, informó el secretario de Gobernación (Interior), Miguel Ángel Osorio.

    "Estuvimos más de siete horas dialogando y manifestando de parte del Gobierno de la República, la voluntad de seguir trabajando en la construcción de acuerdos que nos permitan resolver este problema" —tras las protestas que el domingo 19 de junio dejaron una decena de civiles muertos y un centenar de heridos—, dijo el funcionario en una declaración difundida a las 04.30 de la madrugada (10.30 GMT).

    El gobierno llegó con una posición inamovible de que es innegociable la reforma aprobada por el Congreso, promulgada por el presidente Peña en 2013, "porque la abrogación que ellos han estado insistiendo y planteando, no es el tema que podamos atender".

    El responsable de la política interna enfatizó que la reforma "es un mandato constitucional, es una reforma hecha por el Constituyente, y está en este momento en su proceso de implementación en todo el país".

    En la segunda reunión de la mesa diálogo, las partes buscaron alternativas "en la corresponsabilidad (…) que nos permitan distender y resolver la problemática".

    Sin embargo, "no fue posible en esta mesa, no fue posible en esta oportunidad; lo que acordamos es hacia adelante trabajar para generar las condiciones que nos permitan resolver esta problemática", puntualizó Osorio, quien encabeza el gabinete de seguridad nacional.

    Intranquilidad

    Para el gobierno, los docentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), organización que desde hace más de tres décadas disiente del oficialista sindicato nacional de educadores (SNTE), con 1,5 millones de afiliados, son responsables "de la imposibilidad de tránsito, de la imposibilidad de que llegue el suministro de insumos a muchos municipios y particularmente a los estados de Chiapas y Oaxaca".

    El alto funcionario federal dijo que, para el gobierno, "la corresponsabilidad quiere decir que ellos (los dirigentes del magisterio) tienen que trabajar en que se den las condiciones de tranquilidad, estabilidad en las regiones que hoy sufren serias circunstancias de problemáticas diversas".

    En esos dos estados del sur del país, enclaves de los maestros rebeldes en extensas zonas habitadas por comunidades indígenas y antiguas ciudades coloniales "miles de niñas y niños estén corriendo el riesgo de no terminar su ciclo escolar", advirtió el funcionario gubernamental.

    Los maestros disidentes se oponen a la reforma porque la consideran una "reforma laboral, no educativa" que anula derechos sindicales adquiridos, estandariza la educación en zonas olvidadas, sobre todo en comunidades indígenas, y exigen que se llegue a fondo en las investigaciones por la tragedia del pueblo de Nochixtlán, estado de Oaxaca, y sean sancionados los altos responsables federales.

    Una manifestación después de los enfrentamientos en Oaxaca
    © REUTERS / Edgard Garrido
    Exigen además la cancelación de la evaluación a los maestros como instrumento de ingreso, permanencia, promoción en sus puestos de trabajo y reconocimientos, la reinstalación de los docentes cesados por no asistir a las evaluaciones y por participar en las acciones de la lucha gremial.

    Exigen además, la liberación de los presos políticos; el cese de la represión contra la CNTE; la presentación con vida de 43 estudiantes de magisterio rural de la escuela de Ayotzinapa, desaparecidos desde el 26 de septiembre de 2014, y la renuncia del secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, considerado el delfín del mandatario mexicano hacia las elecciones presidenciales de 2018.

    Para "generar una ruta que nos permita hacer un planteamiento integral", el gobierno se comprometió a asistir el miércoles a Nochixtlán, el punto en el cual ocurrió la tragedia de la cual los maestros responsabilizan al mando de la Policía Federal.

    Osorio se reunirá el miércoles con vecinos de esa comunidad serrana, a 70 km de la Ciudad de Oaxaca, capital del estado que se extiende por unos 91.000 km2 "para, con una, con claridad de agenda, atender este tema", dijo Osorio.

    El compromiso consiste en la investigación de los hechos en los que participaron cientos de agentes policiales de Oaxaca y federales, "reparación del daño para los familiares de quienes perdieron la vida, y resultaron heridos", añadió.

    El gobierno insiste en que "no vimos un planteamiento que no fuera la abrogación de la reforma educativa de parte de ellos (…), mientras las condiciones siguen, como todos sabemos, particularmente en Oaxaca y en Chiapas", dijo, refiriéndose a decenas de bloqueos de carreteras estratégicas del sur del país.

    La postura gubernamental había sido adelantada el lunes por el presidente Peña, quien "lamenta profundamente estos hechos en los que hubo pérdida de vidas humanas" en Oaxaca, pero no está dispuesto a negociar la ley; "no sólo la legislación educativa, ninguna otra (ley) está sujeta a negociación".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Seis brechas estructurales impiden a México crecer sin desigualdad
    La CIDH condena la violencia en Oaxaca y llama al diálogo en México
    Gobierno de México dialogará con magisterio rebelde tras violencia en Oaxaca
    Furia en México por el plan de privatizar la enseñanza
    Etiquetas:
    reformas, educación, Miguel Ángel Osorio Chong, México