En directo
    América Latina
    URL corto
    Histórico acuerdo entre el Gobierno de Colombia y las FARC (307)
    0 0 0
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), nacidas en 1964 entre comunistas y campesinos liberales que huían de la violencia, anuncian la paz con el Gobierno a cambio de una agenda reformista.

    El acuerdo, que las dos partes negociaron inicialmente en secreto en Oslo y en forma pública desde noviembre de 2012 en La Habana, implica para la insurgencia una serie de beneficios a cambio de dejar las armas, entre ellos la participación política desde posiciones de izquierda.

    Los orígenes de la organización se remontan a La Violencia, una guerra civil que libraron los partidos tradicionales Liberal y Conservador entre finales de los años 40 y comienzos de los 60 y que dejó cerca de 300.000 muertos y miles de desplazados.

    En ese marco, campesinos liberales y comunistas insurrectos se refugiaron en la población de Marquetalia, en el departamento del Tolima (centro-occidente), junto con miles de familias que huían de la violencia, y crearon una suerte de república independiente.

    Comandados por Luis Alberto Morantes, alias "Jacobo Arenas", y por Pedro Antonio Marín, alias "Manuel Marulanda" o "Tirofijo", organizaron la Autodefensa Armada Comunista para su protección.

    El Gobierno del conservador Guillermo León Valencia (1962-1966) intentó aplastarlos con la Operación Marquetalia: 16.000 soldados que se internaron en el lugar para recuperar el área.

    Las FARC surgieron oficialmente el 11 de abril de 1964, día de los primeros combates de la Operación Marquetalia.

    Los insurgentes consolidaron su fuerza ante los militares y en 1965 realizaron el primer ataque a un centro poblado, en el municipio de Inzá, Cauca (suroeste).

    En ese mismo año, las FARC llevaron a cabo la primera conferencia del Bloque Sur, conformado por sobrevivientes de los combates en Marquetalia, y establecieron un Estado Mayor que eligió como comandante máximo a Tirofijo.

    Desde entonces la organización realizó una serie de actos defensivos calificados de "bandolerismo" por el Gobierno, y en 1978 creó una dirección colectiva, el Secretariado del Estado Mayor Central, algunos de cuyos integrantes encabezan las negociaciones de paz en La Habana.

    Crecimiento y finanzas

    El cambio radical de las FARC se produjo en la década de 1980, cuando dejó de ser una pequeña guerrilla defensiva para fortalecer su pie de fuerza y lanzar acciones ofensivas de bloques y frentes en buena parte del territorio.

    Su objetivo era crear un "ejército de paz" que ganara terreno desde el campo y llegara a Bogotá y su mayor reclamo era la reforma agraria.

    Pero el crecimiento demandaba más recursos, y el narcotráfico ya extendido en Colombia pasó a ser una de su fuentes de financiación.

    Primero se cobraron "impuestos" a los cultivos de coca (materia prima de la cocaína) y luego se ofreció protección a los cárteles en sus rutas y zonas de producción.

    También se exigían sobornos ("vacunas") a los hacendados y se practicaban secuestros extorsivos.

    Las FARC llegaron a ser responsables de 37 por ciento de los casi 40.000 secuestros registrados entre 1970 y 2010, según un estudio de 2013 del Centro Nacional de Memoria Histórica y la firma Cifras & Conceptos.

    De ese total, 84 por ciento de los secuestros fueron extorsivos, mientras que 12 por ciento fueron de carácter político, según el estudio, o capturas de combatientes enemigos, según la guerrilla.

    Entre 1996 y 2005 las FARC llegaron a tener cautivos a más de 400 policías y militares.

    Guerra total

    Hubo algunos intentos fallidos de negociar la paz en las décadas de 1980 y 1990.

    En 1997, las FARC pasaron a ser designadas como organización terrorista extranjera por el Gobierno de EEUU, y en 2002 la Unión Europea hizo lo propio.

    Lea también: EEUU: las FARC continuaron prácticas criminales en 2015 en Colombia

    Con la llegada al poder del derechista Álvaro Uribe (2002-2010) se extinguió toda esperanza de paz con las FARC, que debieron afrontar una de las más ofensivas militares más mortíferas, que se cobró la vida de varios comandantes.

    Las Fuerzas Armadas, modernizadas y pertrechadas gracias al Plan Colombia contrainsurgente y antinarcóticos de Washington, replegaron la avanzada de las FARC en carreteras y algunos centros urbanos.

    En esos lugares la guerrilla realizaba secuestros masivos conocidos como "pescas milagrosas", de los que eran víctimas personas comunes (que pronto recuperaban la libertad) e importantes empresarios e industriales, por cuya liberación se cobraban extorsiones millonarias.

    Tirofijo murió por causas naturales el 26 de marzo de 2008 y su lugar fue ocupado por Guillermo León Sáenz, alias "Alfonso Cano".

    Este perdió la vida en combate en las selvas del Cauca (suroeste) en noviembre de 2011, y fue sucedido en el mando por Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", quien abrió un nuevo rumbo para las FARC.

    Agenda reformista

    Solo un año después, en noviembre de 2012, la organización liderada por Timochenko anunció el comienzo del diálogo con el Gobierno de Juan Manuel Santos en La Habana.

    Tema: Proceso de paz en Colombia

    Las conversaciones se centraron en una agenda de seis puntos, que contemplan las principales aspiraciones de la guerrilla.

    Ellas son desarrollo agrario integral, derecho a la participación política, reintegración a la vida civil, justicia y reparación para las víctimas del conflicto, solución no violenta al problema de las drogas ilícitas y un mecanismo de refrendación de los acuerdos que incorpore estas reformas al cuerpo legal.

    Tema:
    Histórico acuerdo entre el Gobierno de Colombia y las FARC (307)

    Además:

    "Las FARC dejarán hasta el último fusil"
    Colombianos no votarían por ideas de las FARC, según ministro del Interior
    Gobierno de Colombia dice que desconoce cuánto dinero tienen las FARC
    Etiquetas:
    guerrilla, FARC, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik