En directo
    América Latina
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    QUITO (Sputnik) — La libertad del ciberactivista australiano Julian Assange, que el domingo cumplió cuatro años asilado en la embajada ecuatoriana en Londres, dependerá de los movimientos sociales, dijeron a Sputnik Nóvosti participantes de un foro académico que comenzó en Quito.

    La posibilidad de liberación de Assange "dependerá de la movilización que tenga la ciudadanía" y ya no está en manos de los gobiernos del Reino Unido, Suecia o EEUU, dijo el director del Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (Ciespal), Francisco Sierra.

    "Como en otros momentos de la historia, la capacidad de respuesta y resistencia de la ciudadanía, de los movimientos sociales… va a definir el futuro de Assange", sostuvo Sierra, organizador del foro "Julian Assange, 4 años de libertad negada", que se extenderá hasta el viernes.

    Assange, de 44 años, fue detenido en Londres en diciembre de 2010 por solicitud de las autoridades de Suecia, que exigían su extradición para juzgarlo por presuntos delitos sexuales.

    Liberado bajo fianza y tras agotar todos los recursos para evitar la extradición, pidió asilo en la embajada de Ecuador el 19 de junio de 2012.

    El fundador de Wikileaks teme que Suecia lo entregue a EEUU, cuya Justicia busca imputarlo por espionaje y traición, a raíz de la filtración de documentos secretos, delitos que pueden ser castigados con la pena de muerte

    La intención del foro en Quito es "reivindicar lo que representa y está en juego en el caso Assange", que en su opinión tiene que ver con la libertad de información y la soberanía para "evitar las injerencias y los intervencionismos del Norte, desde una geopolítica del Sur".

    Sierra cree que a través de este debate se llamará la atención de la opinión pública para "condenar" el "incumplimiento sistemático por parte de algunos Estados de las convenciones y compromisos internacionales y la falta de respeto al derecho internacional público".

    El académico se refería al dictamen de un grupo especializado de la ONU, que en febrero de este año pidió al Reino Unido y a Suecia dejar en libertad a Assange pues su permanencia en la embajada ecuatoriana constituye una "detención arbitraria".

    El director de CEPAL considera que para apoyar al fundador de Wikileaks, a la academia "no le queda otra que pensar en una agenda y una propuesta a futuro, no solo para garantizar los derechos de Julian Assange, sino para garantizar los derechos de la humanidad y una gobernanza democrática, respetuosa a las relaciones bilaterales y multilaterales".

    Mientras, el titular de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología de Ecuador, René Ramírez, señaló en declaraciones a Sputnik Nóvosti que lo que está en juego "es la democracia en sí misma" y mencionó la necesidad de "eliminar el secretismo" con el fin de que "la ciudadanía esté informada, que no exista ignorancia en la ciudadanía respecto a lo que hacen sus gobernantes".

    Para Ramírez, la historia da la razón al Gobierno ecuatoriano, "pero lamentablemente en este mundo se toman las decisiones a conveniencia, no están haciendo caso a lo que dijo la ONU" respecto de la liberación de Assange.

    Assange intervendrá en el foro el jueves con una conferencia magistral desde Londres titulada "Desde Wikileaks a los Panamá Papers". 

    Además:

    Tribunal de Estocolmo mantiene el arresto en ausencia contra Assange
    Nuevo canciller en Ecuador reclama liberación de Assange
    Etiquetas:
    Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (Ciespal), Francisco Sierra, Julian Assange, Ecuador, Quito
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook