14:20 GMT +319 Noviembre 2019
En directo
    Protesta de maestros en Oaxaca

    Choques entre policía y maestros causan numerosas víctimas en Oaxaca

    © AP Photo / Luis Alberto Cruz Hernandez
    América Latina
    URL corto
    0 99
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — A ocho muertos civiles se eleva el saldo de civiles muertos por disturbios en una carretera hacia Oaxaca, bloqueada el domingo por manifestantes, en apoyo al magisterio contra una reforma educativa, ha informado la dirigencia sindical en ese estado del sur de México.

    En los choques en decenas de puntos de las carreteras sureñas, que tuvieron el peor desenlace en los poblados serranos de Asunción Nochixtlán, San Pablo Huitzo y la ciudad de Oaxaca, capital del Estado, hubo además 45 civiles heridos de bala y 22 detenidos o desaparecidos, dijo a periodistas Juan García, miembro de la Comisión Política de la Sección 22 del sindicato nacional de educadores, bajo control de la disidente Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

    Los grupos policiales de antimotines —que también sufrieron medio centenar de heridos-, tuvieron la oportunidad de resolver las protestas que paralizaron varias autopistas estratégicas de Oaxaca "de manera pacífica y ordenada, a través del debate, pero demostraron no tener la capacidad política, y recurrieron a la represión", dijo el líder magisterial en la Ciudad de Oaxaca (unos 800 km al sur de Ciudad de México).

    De acuerdo con la dirigencia magisterial, los muertos civiles —que no incluyen a un periodista asesinado cuando cubría saqueos en la costera Juchitán—, y los heridos, detenidos o desaparecidas en los enfrentamientos con la policía "son maestros, padres de familia y manifestantes de la comunidad que se sumaron a la protesta contra la reforma educativa", que pone fin a viejas conquistas del magisterio, sobre todo el control de plazas que ahora se someten a concursos y evaluaciones.

    La dirigencia magisterial ha exigido la renuncia del gobernador de Oaxaca, Gabino Cue, y ha pedido que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) indague los hechos para establecer lo que realmente ocurrió en la jornada de disturbios.

    Además de los civiles muertos y heridos, la Policía ha reportado una veintena de detenidos y otro medio centenar de policías heridos, entre ellos ocho uniformados lesionados de bala y dos helicópteros balaceados.

    El reporte oficial indica que en un primer momento, igual que otros puntos de la red carretera, las autoridades recuperaron la vialidad en Asunción Nochixtlan sin incidentes, pero el escenario cambió cuando comenzaron detonaciones de arma de fuego y artefactos explosivos artesanales de parte de los manifestantes.

    "Las agresiones por arma de fuego registradas provinieron de personas ajenas a los bloqueos, quienes realizaron disparos contra la población y los policías federales", dijo la Comisión Nacional de Seguridad en un comunicado.

    Por su parte, el Comisionado Nacional de la Policía Federal, Enrique Galindo, dijo a periodistas que los policías no portaban armas de fuego en un primer momento, y que "las detonaciones fueron hechas por civiles que prácticamente emboscaron" a los agentes policíacos en la protesta, en la cual participaron unas 2.000 civiles en distintos puntos y episodios

    "Llegaron grupos de la Policía estatal (de Oaxaca) y federal, incluso de la Policía ministerial, con armas pero hasta este momento no tengo la información de que se hayan accionado (las armas), por supuesto se está investigando", dijo el responsable federal.

    En la secuencia de los hechos, según la versión oficial, hay dos momentos, primero "es una manifestación ordinaria y en un segundo hay actos delictivos, hay armas de fuego, personas lesionadas por esas armas, hay un escenario distinto", dijo el comisionado Galindo.

    En las protestas magisteriales contra reforma que tiene paralizado las escuelas que atienden a unos 100.000 alumnos en Oaxaca "la radicalización ha evolucionado a niveles mayores y allí están las consecuencias", puntualizó el comisionado.

    "Tengo muchos policías quemados de los pies y de las manos, que perdieron los dedos, lo más lamentable es que empezamos a oír detonaciones de armas de fuego", que fueron disparadas, indiscriminadamente, a policías a la sociedad civil, puntualizó.

    Pequeños grupos de la extrema izquierda clandestina de Oaxaca, con una vieja experiencia de acciones de corte insurreccional, han comenzado a ser mencionados como "infiltrados" en las protestas, agrupados en organizaciones como el Frente Popular Revolucionario (FPR) y las asociaciones Maíz y Comuna.

    Etiquetas:
    protestas, maestros, Comisión Nacional de Seguridad, Enrique Galindo, Oaxaca, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik