En directo
    América Latina
    URL corto
    0 44
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La esposa de un dirigente político del partido gobernante, quien ha sido diputado por el estado de San Luis Potosí, en el centro de México, ha denunciado la violación sufrida en un autobús, exigiendo castigo contra la violencia y la impunidad.

    La víctima, Margarita Ortiz, ha pedido la ayuda del Presidente y correligionario, Enrique Peña Nieto, y a la Procuradora General de la República, Aracely Gómez, en una entrevista con el programa de noticias Excélsior TV.

    "Pido que nos defiendan a las mujeres y a los niños, al Presidente de la República y a la Procuradora, por Dios, ya basta de decir que México es un país hermoso y turístico; no señores, es mentira, nadie nos protege", exclamó entre sollozos la esposa del líder oficialista, Adolfo Micalco Méndez.

    El líder político del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) denunció en sus redes sociales el ataque, perpetrado por dos hombres armados, junto con un vídeo del testimonio de su esposa, quien viajaba con su sobrina menor de edad.

    El exlegislador pidió difundir su mensaje como muestra de repudio: "Con gran coraje y dolor les comparto esto, es mi esposa, ETN es una línea (de autobuses) cómplice de violadores", publicó en sus redes sociales, con una foto de su esposa, con el rosto amoratado.

    En el relato, Ortiz acusa de complicidad al chofer del autobús, que permitió subir a los dos delincuentes a robar a los pasajeros y cometer la violación, la noche del miércoles 8 de junio pasado, una hora después de partir de la Ciudad de México, en una fila de autos, debido a un tramo de obras viales en la autopista.

    "Nadie hace nada"

    En México se denuncian alrededor de 120.000 violaciones, pero solo un 2 por ciento reciben algún tipo de castigo, según la Secretaría de Salud Pública federal, contra la enorme cantidad de delitos que no se denuncian, por la ineficacia e incluso maltrato de las autoridades a las víctimas.

    En su testimonio, la esposa del político dijo que el conductor les abrió la puerta a los malhechores, no llamó a la Policía, no fue atacado por los agresores, y pidió al final los pasajeros no presentar denuncia, cuando llegaron policías federales tras el ataque "después de que fui golpeada con la pistola y violada con el arma apuntando a mi cabeza", mientras el segundo atacante la obligó a desnudarse.

    "Nadie hace nada, ni las autoridades ni los dueños de las líneas de autobuses", dijo la víctima, quien relató además que la menor de edad que la acompañaba estaba en el baño del autobús en el momento del ataque, que duró entre 10 y 15 minutos.

    Durante el ataque "al chófer nunca lo vi nervioso, es cómplice, nunca me apoyó, a pesar de que estaba con estaba ensangrentada, y cuando otros conductores de tráiler ofrecieron una persecución, dijo que ya había pasado mucho tiempo", denunció la mujer.

    A la llegada de los policías, el conductor convenció a los pasajeros de no denunciar "porque nos íbamos a tardar mucho, y todos queríamos llegar a casa", prosigue el relato.

    Yo estaba ensangrentada de la cabeza y nunca se acercó a apoyarme", puntualizó.

    "Ya basta, por el amor de Dios; tengo furia por todo lo que está pasando en México, por eso he decidido hacer la denuncia", dijo Ortiz.

    Las denuncias de desprotección policial han llevado a que pobladores mexicanos hagan justicia por su propia mano: a principios de junio, dos hombres fueron linchados por los vecinos de un pueblo del central estado de Puebla, acusados de secuestradores; y el jueves pasado, en el norteño Tamaulipas, otra muchedumbre linchó hasta la muerte a otro hombre, acusado de violación.

    Además:

    ¿Vagones exclusivos para mujeres en el metro de Buenos Aires?
    Etiquetas:
    machismo, acoso sexual, mujeres, Adolfo Micalco Méndez, Margarita Ortiz, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook