En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — Dos dirigentes opositores de Bolivia están siendo investigados en el marco del denominado "caso Zapata", por el que se vinculó al presidente Evo Morales con un supuesto tráfico de influencias, informó el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero.

    "Tenemos algunos elementos que la comisión de fiscales está evaluando, estamos cruzando alguna documentación pero al parecer han habido también algunos autores intelectuales y algunos autores que habrían financiado este hecho ilícito", declaró Guerrero.

    Los investigados son el secretario ejecutivo del partido opositor Unidad Nacional, Jaime Navarra, y el senador Arturo Murillo, de esa misma fuerza política.

    El Ministerio Público informó que ambos mantuvieron una reunión con Pilar Guzmán, vinculada con Gabriela Zapata, expareja de Morales que se encuentra hoy en prisión acusada de trata y tráfico de personas tras haber presentado a un niño como supuesto hijo de ambos.

    El senador Murillo confirmo la reunión con Guzmán.

    "Yo les dije que dijeran toda la verdad, porque de lo contrario se iban a podrir en la cárcel. Hubo dos reuniones en la que estuvo también Jaime (Navarro), no tengo nada que ocultar", señaló el legislador opositor en conferencia de prensa en La Paz.

    Mientras, el senador René Joaquino, del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS), pidió celeridad a la Fiscalía para esclarecer el "caso Zapata", calificado por el oficialismo como un "complot" contra el presidente Morales.

    "Es importante que se amplíe la investigación a todos los involucrados para determinar el grado de responsabilidad, pero también que haya celeridad para esclarecer este caso", declaró Joaquino al canal estatal Bolivia TV.

    El "caso Zapata" acapara la atención en el país desde principios de febrero, cuando el periodista Carlos Valverde denunció un supuesto tráfico de influencias de Morales en favor de la empresa china CAMC, donde su expareja oficiaba como gerenta.

    Zapata además declaró ante el Ministerio Público haber tenido un hijo con el presidente, y que falleció a los meses de nacido en 2007, pero el Gobierno señala que se trata de una "mentira".

    En mayo y luego de una investigación de más de 80 días, la Asamblea Legislativa boliviana concluyó que no había pruebas de tráfico de influencias por parte de Morales en favor de la empresa CAMC.

    Además:

    Presidente de Bolivia se somete a prueba de paternidad
    Vicepresidente de Bolivia asegura que se caen acusaciones contra Morales
    Ministro boliviano acusa a CNN de conspiración contra Morales
    Etiquetas:
    Ramiro Guerrero, Pilar Guzmán, Arturo Murillo, Jaime Navarra, Gabriela Zapata, Evo Morales, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook