En directo
    América Latina
    URL corto
    0 72
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El Gobierno de Bolivia analiza una serie de denuncias acerca de supuestos planes de EEUU para apartar del poder al presidente Evo Morales, dijo a Sputnik Nóvosti el vicepresidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, quien aseguró que las autoridades no permitirán que se sorprenda una vez más al pueblo boliviano.

    "Nos han sorprendido una vez, pero no podemos incurrir nuevamente en este tema, estamos evaluando permanentemente esas denuncias", dijo el legislador del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) al ser consultado sobre las acciones que adoptará el Gobierno ante las versiones que dan cuenta de supuestos intentos planeados desde el exterior para socavar al Gobierno de Morales.

    El lunes la agencia de noticias multimedia Russia Today (RT) difundió un artículo del analista político ruso Nil Nikándrov, que desvela que "la inteligencia estadounidense ha aumentado la intensidad de las operaciones destinadas a desalojar del poder al presidente boliviano Evo Morales".

    Según la versión los planes contra Morales barajarían incluso "otras opciones, incluida su liquidación física".

    Borda señaló que la publicación de RT ratifica la información que en su momento denunció el propio presidente sobre las acciones de la oposición boliviana instrumentada por intereses de Estados Unidos.

    "Pensar que nuestros políticos de la derecha puedan gestar semejantes procesos de desestabilización es darles demasiado crédito, se está demostrando, por ejemplo, que en el supuesto tráfico de influencias hubo una planificación meticulosa que no emerge en el interior de Bolivia sino que viene de Estados Unidos", declaró el parlamentario.

    El legislador advirtió que las acciones contra Morales no solo buscan afectar su imagen personal queriendo relacionarlo con hechos de corrupción, sino que se tratan de afectar las inversiones chinas en Bolivia con el supuesto tráfico de influencias en favor de la empresa CAMC.

    "El objetivo no es solo defenestrar al presidente de Bolivia, mancharlo con actos de corrupción sino también afectar la inversión china en proyectos de desarrollo, no cabe duda que en las denuncias de un supuesto tráfico de influencias hubo interferencia norteamericana", afirmó Borda.

    Según el análisis de Nikándrov en RT "Washington tiene prisa con Bolivia debido a la exitosa expansión china en el país".

    De acuerdo al analista el plan desestabilizador de Washington para "apartar" a Morales del poder, incluiría acciones de protesta de la sociedad civil e incluso la intervención de sectores de las Fuerzas Armadas. 

    Además:

    Morales: En EEUU gobiernan los empresarios y no los presidentes
    Morales a Sputnik: EEUU usa la lucha contra el narcotráfico en Bolivia con fines geopolíticos
    Etiquetas:
    Evo Morales, Víctor Borda, Bolivia, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook