22:13 GMT +317 Noviembre 2019
En directo
    Bandera de la República Dominicana

    Exigencia uruguaya de visa a dominicanos añade trabas a una complicada migración

    CC BY 2.0 / Mihnea Stanciu / Dominican Republic Flag
    América Latina
    URL corto
    0 32
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Conseguir visado es imprescindible desde 2014 para los inmigrantes dominicanos que ingresan a Uruguay, y no para otros latinoamericanos, pero ese requisito no los amilana y siguen llegando a este país de apenas 3,3 millones de habitantes.

    Cansado de no poder llegar a fin de mes pese a tener dos trabajos, Floribel López emigró desde República Dominicana a Uruguay en 2013 con la intención de ahorrar dinero y regresar algún día para abrir su propio negocio.

    López confiaba en que su experiencia como contable y trabajador en organizaciones no gubernamentales le permitiera conseguir un empleo acorde con sus capacidades, pero no fue así.

    Su primer trabajo en Uruguay fue en una empresa de seguridad, como la mayoría de sus compatriotas, y después decidió conducir un taxi.

    Sin embargo, este hombre de 36 años no se queja.

    Tras una jornada laboral de 12 horas, explica que en República Dominicana para tener un buen empleo "tienes que pertenecer al partido gobernante y los salarios apenas dan para comer".

    En cambio, en Uruguay los sueldos son mejores y eso le permite enviar dinero a su familia.

    Se considera afortunado porque arribó antes de que el Gobierno uruguayo decidiese, en abril de 2014, exigir visado a los dominicanos, argumentando la necesidad de luchar contra redes de trata de personas y porque "en el Mercosur se identificó que Uruguay era un país de tránsito (de personas traficadas) para llegar a otros como Argentina, Brasil o Chile", explica la abogada Valeria España.

    Las visas "son barreras, pero no impiden la migración, el emigrante va a emigrar de todas formas, la visa genera mayores dificultades para poder ingresar y esto le hace recurrir a canales de tránsito más peligrosos", añade España.

    La Dirección Nacional de Migración de Uruguay indica que en 2013 cerca de 2.000 dominicanos ingresaron al país y, un año después, hicieron lo propio alrededor de 3.000.

    "Por ello se vio necesario pedir la visa, fue una barrera legal", asegura la directora de ese organismo, Myriam Coitinho, quien añade que a lo largo de este año se desplegará un nuevo sistema informático para mejorar los controles y la seguridad.

    Los requisitos para obtener visa incluyen una carta de un ciudadano uruguayo en la que conste que se hará cargo del inmigrante en caso de cualquier adversidad.

    "Cuando se exige una visa es porque se quiere establecer un mayor control sobre determinados ciudadanos sin importar la nacionalidad", precisó Coitinho.

    Sin embargo, esa explicación no convence a las organizaciones no gubernamentales, que ven el visado como una medida discriminatoria hacia este colectivo.

    Coitinho insiste en señalar que la política migratoria de Uruguay es de puertas abiertas "porque obviamente el país necesita más población y más mano de obra, pero, sin coartar esa política de apertura, también se van a extremar los controles", precisó.

    Datos de Migración aportados a esta agencia muestran que las residencias definitivas concedidas a dominicanos fueron 18 en 2014, mientras que en 2015 subieron a 117.

    La holandesa Rinche Roodenburg, de la organización Idas y Vueltas que ayuda a inmigrantes, cree que si en lugar de dominicanos, 3.000 holandeses hubieran ingresado al país "la respuesta de las autoridades no habría sido la misma".

    "Que se empezara a pedir la visa (a los dominicanos) nos duele en el alma" porque resulta discriminatorio, apunta.

    Luego de más de tres décadas viviendo en Uruguay, Roodenburg se sigue preguntando: "¿Uruguay quiere tener más de tres millones de habitantes o no?".

    En un territorio mucho más pequeño, recuerda, Holanda tiene seis millones de personas.


    *Este artículo es parte de un reportaje realizado en el marco del taller en línea sobre discriminación de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI).

     

    Les invitamos a leer otros artículos sobre el tema:

    Nueva ola migratoria pone a prueba a Uruguay

    Uruguay distraído ante su necesidad de inmigrantes

    Ser nuevo migrante en el país de los descendientes de los barcos

    Además:

    Migración en América Latina ha adquirido rasgos de crisis humanitaria, según Cepal
    Encuesta de Sputnik puede ser insumo para medios sobre cobertura de migración
    Etiquetas:
    migración, República Dominicana, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik