Widgets Magazine
18:04 GMT +317 Septiembre 2019
En directo
    La favela de Ciudad de Dios

    Tensión en Río de Janeiro tras una noche de tiroteos en la favela de Ciudad de Dios

    © Wikipedia/ chensiyuan
    América Latina
    URL corto
    Narcotráfico, amenaza global (530)
    0 30
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — Las inmediaciones de la favela de Ciudad de Dios, en la zona oeste de Río de Janeiro, recibieron varias unidades policiales de refuerzo después de que intensos tiroteos fuesen registrados durante toda la noche enfrentando a narcotraficantes y los agentes de la Unidad de Policía Pacificadora (UPP).

    Los incidentes se iniciaron al mediodía del jueves cuando una mujer identificada como Priscila Gonçalves, de 34 años, apareció ejecutada por un disparo en el rostro en una de las calles cercanas a la comisaría de la UPP, lo que presuntamente habría provocado que su tío, el traficante Ederson José Gonçalves, ordenase un ataque contra la Policía instalada en la favela.

    Numerosas barricadas fueron instaladas en las entradas y salidas de la barriada para dificultar el acceso a la Policía, lo que provocó el inicio de varios tiroteos e incluso la interrupción del tráfico en la Línea Amarilla, una de las principales vías de cara a los Juegos Olímpicos de Río 2016 que conectará el Parque Olímpico y el aeropuerto internacional Tom Jobim.

    En una grabación divulgada por el canal brasileño TV Globo uno de los agentes de la UPP pedía auxilio a sus compañeros y la actuación de la tropa de élite: "Están atacando nuestra base aquí, prioridad, están atacando la base, muchos tiros por todas partes, tenemos un coche patrulla destruido".

    Incapaces de acceder a la favela por los disparos de los fusiles 7,62 mm, los agentes del Batallón de Operaciones Especiales (BOPE) tuvieron que recurrir al uso vehículos con un blindaje especial "Maverick", importados desde Sudáfrica y con un peso de 13 toneladas cada uno, una medida extrema que permitió controlar la situación y realizar cuatro detenciones.

    El episodio, que se solapa a una serie de incidentes similares en otras regiones conflictivas de la ciudad, como el Complexo do Alemao o Rocinha, demostró la incapacidad de las autoridades de Río de Janeiro de mantener los accesos a la ciudad libres de amenazas cuando apenas faltan dos meses para la llegada de 450.000 turistas y el inicio de las competiciones olímpicas.

    En este sentido, el pasado 13 de mayo el secretario de Seguridad del estado brasileño de Río de Janeiro, José Mariano Beltrame, anunció las intenciones del Ejército brasileño de ocupar al menos seis favelas de la ciudad durante la realización de los Juegos Olímpicos de Río 2016 entre el 5 y el 21 de agosto.

    "Semanalmente hacemos análisis de riesgo con las instituciones y si fuese necesario no tendré reparos en pedir la colaboración de cualquier institución", explicó Beltrame en declaraciones recogidas por el portal brasileño "G1" a la vez que matizó que "es una posibilidad a ser estudiada" pero que "en un evento inmenso no puede ser descartada".

    En concreto, las palabras de Beltrame, ideólogo del programa de las UPP para expulsar el narcotráfico de las favelas, se refirieron al discurso unos días antes del teniente-coronel, Luciano Carvalho de Souza, quien avanzó la posible intervención del Ejército durante un discurso en la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro (Alerj).

    Según el militar, la intervención se produciría como refuerzo a los 38.000 policías militares que patrullaran la ciudad en Río 2016 y se centrará en las seis favelas, entre ellas la Ciudad de Dios, que se sitúan en los márgenes de las autovías que conectan el aeropuerto internacional Tom Jobim con la ciudad como la Línea Amarilla.

    El diario brasileño Folha de Sao Paulo publicó recientemente que de los 12 helicópteros utilizados por la Policía Militar y la Policía Civil, solamente cuatro están operativos, ya que los ocho restantes no se encuentran en condiciones de vuelo debido a que los recortes en el presupuesto de estos cuerpos no permiten mantener su puesta a punto.

    Lo mismo ocurriría con la flota de 21 vehículos blindados, conocidos como "Caveiroes", que ante la falta de mantenimiento, algo esencial en equipos de estas características, ha limitado su servicio a tan solo cinco vehículos, mientras que los ocho blindados Maverick, recientemente importados de la compañía sudafricana Paramount, permanecen aparcados.

    Tema:
    Narcotráfico, amenaza global (530)

    Además:

    Tensión en las favelas de Río tras la muerte del traficante más buscado
    Etiquetas:
    tiroteo, narcotráfico, Río de Janeiro, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik