En directo
    América Latina
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO, BRASIL (Sputnik) — La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se reunió en la mañana de este jueves con el premio Nobel de la Paz argentino, Adolfo Pérez Esquivel, en el Palacio de Planalto, sede oficial de la Presidencia en Brasilia, donde recibió todo el apoyo de una de las figuras más importantes de América Latina.

    Durante el encuentro entre la presidenta y el ilustre activista argentino, ambos compartieron su preocupación por el avance en el Senado de Brasil del proceso de 'impeachment' o moción de censura que el propio Pérez Esquivel condenó como "un golpe de Estado encubierto" y un intento por "destruir" la herencia del Partido de los Trabajadores (PT).

    "Está muy claro que lo que se está preparando aquí es un golpe de Estado encubierto o lo que llamamos golpe blando", declaró el argentino en declaraciones recogidas por la Agencia Brasil a la vez que recordó que la "metodología" es la misma que se empleó contra el hondureño Manuel Zelaya en 2009 y el paraguayo Fernando Lugo en 2012.

    "Vengo para prestar mi solidaridad y apoyo para que no se interrumpa el proceso constitucional de Brasil porque eso no perjudicaría solo al pueblo brasileño, sino a toda América Latina: sería un retroceso muy grave para el continente", denunció una de las figuras más relevantes en la lucha contra los regímenes dictatoriales en Sudamérica.

    Además, Esquivel, que no es la primera vez que se pronuncia sobre el "golpe" en Brasil, deslizó la posibilidad de que los demás miembros del Mercosur y la Unión de Nacional Sudamericanas (Unasur) actuasen contra el posible Gobierno interino del vicepresidente Michel Temer que "podrían no aceptar la administración surgida de un golpe de Estado".

    "¿Qué está ocurriendo ahora en Brasil? Quieren sacar a a Dilma y Lula del Gobierno, o sea, existe una coordinación antes de saber si las denuncias contra ellos son verdaderas o no", había sentenciado Esquivel en una carta de apoyo a Rousseff y el expresidente, Luiz Inácio Lula da Silva, el pasado mes de marzo.

    "Casi todos los políticos que apoyan el 'impeachment' de Dilma tienen procesos penales por actos de corrupción", denunció una de las figuras más relevantes de América Latina en la lucha contra los regímenes dictatoriales en el continente y que instó a los brasileños a salvar su democracia exigiendo "transparencia" a sus políticos.

    Esquivel, quien en la actualidad suma 84 años, recibió el galardón del Nobel de la Paz en 1980 gracias a su férreo compromiso con la defensa de los Derechos Humanos y la Democracia frente a las dictaduras militares que atormentaron el continente en las décadas de 1970 y 1980, además de ser uno de los grandes impulsores de la teología de la liberación.

    Además:

    "El 'impeachment' contra Rousseff es una revancha de la derecha brasileña contra Lula"
    El senador brasileño responsable del informe de 'impeachment', bajo sospecha
    El Senado de Brasil inicia los trabajos para dar continuidad al "impeachment" de Rousseff
    Etiquetas:
    impeachment, golpe de Estado, Dilma Rousseff, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook