En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Una herramienta que analiza el compromiso con la transparencia en la ejecución de obra pública del Estado mexicano, que no publica más de la mitad de los fallos, ha sido presentado este miércoles por el centro de análisis de políticas públicas México Evalúa.

    Una investigación del organismo ciudadano ha descubierto que "un 60 por ciento de los fallos de las licitaciones no están publicados" por las autoridades.

    Esto es preocupante –dice México Evalúa– "ya que el fallo es el principal documento de rendición de cuentas del proceso de asignación del contrato; sin este documento, no es posible conocer cómo aconteció el procedimiento de asignación del contrato".

    La Métrica de Transparencia en la Obra Pública, bautizada MeTrOP, fue presentada luego de una evaluación que consistió en valorar si la regulación obliga a la publicación automática de 64 documentos de las tres fases de la obra pública: pre-contratación, contratación y post-contratación, y hace una revisión exhaustiva de su implementación.

    La falta de obligaciones claras de transparencia resulta en espacios de opacidad y corrupción, "cuando hay corrupción, se construyen obras públicas de baja rentabilidad económica o social, caras y de mala calidad", dijo en la presentación del estudio, Edna Jaime, Directora General de México Evalúa.

    La herramienta es "un antídoto contra la corrupción, con el fin de revisar si las medidas de transparencia y rendición de cuentas realmente ayudan a prevenir los riesgos relacionados con la realización de la obra pública, o si hacen falta mecanismos especiales para ello".

    Mitigar la corrupción

    El objetivo del estudio es identificar los riesgos de corrupción en la obra pública "que podrían mitigarse con una mayor transparencia", agregó Jaime.

    La naturaleza endémica de la corrupción le cuesta al país latinoamericano unos 20.000 millones de dólares al año, según documentos del Congreso federal.

    Por su parte, Mariana Campos, coordinadora del programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas del organismo civil dijo en la presentación que "cuando hay corrupción, la obra pública pierde su sentido como instrumento al servicio del interés público".

    Los expertos encontraron que hay menor disponibilidad de información sobre obras públicas en los renglones de auditoría interna, requisitos de integridad y diagnóstico; en cambio, hay mayor disponibilidad de información en temas de evaluación externa, auditoría externa y presupuesto.

    Los problemas de "opacidad" en la obra pública tienen lugar desde las primeras etapas "y los diagnósticos de infraestructura no ofrecen un análisis objetivo, ni transexenal (un mandato presidencial dura un sexenio), de las necesidades de inversión física del país", lamenta la institución.

    La información de las tres grandes fases de la vida de la obra pública se encuentra desvinculada entre sí: en México "no es posible rastrear un proyecto de inversión, una obra pública, o un contrato a través de todas sus fases: pre-contratación, contratación y post-contratación".

    La Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, aprobada en 2015, se ha quedado corta, porque incluye la obligación de publicar los convenios modificatorios, "pero solo en el caso de licitaciones y no para las adjudicaciones directas", donde hay más riesgo de corrupción, apuntan los expertos.

    Además, en México no se publican de manera adecuada datos de los convenios modificatorios en la red de internet llamada CompraNet.

    En ocasiones, se registran los convenios como nuevos contratos, pero "los montos se contabilizan al doble o simplemente contienen errores (…) en sus cifras".

    En general, en el país latinoamericano no se cumple con la totalidad de las obligaciones de transparencia marcadas en la ley, "lo que en la práctica eleva los riesgos de corrupción en las transacciones".

    Por lo tanto, concluye el organismo, además de corregir algunos temas en la legislación, "urge implementar mecanismos efectivos de cumplimiento" de la ley.

    México registra unos 200 millones de actos de corrupción anuales y se ha rezagado en 2016 al lejano lugar número 103 de un total de 175 países analizados en todo el mundo en el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional.

    Por acuerdo de su consejo directivo, México Evalúa no puede recibir recursos del gobierno mexicano o de partidos políticos, pero ha recibido apoyo de la Unión Europea, del Banco Interamericano de Desarrollo, y fondos de la iniciativa privada como la Open Society Foundations y la Atlas Foundation.

    Etiquetas:
    corrupción, México Evalúa, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook