En directo
    América Latina
    URL corto
    El "impeachment" de la presidenta Dilma Rousseff en Brasil (198)
    0 11
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) – El proceso abierto en Brasil para enjuiciar políticamente a la presidenta Dilma Rousseff es legal pero está viciado de forma, porque quienes apoyan la destitución de la mandataria están involucrados también en procesos de corrupción, dijo a Sputnik Nóvosti el diputado argentino Juan Carlos Villalonga.

    "El proceso es legítimo pero presenta sus vicios, porque quienes están acusando y apoyan este juicio político están tan involucrados en procesos de corrupción como el Gobierno", señaló Villalonga, del partido oficialista Propuesta Republicana que integra la coalición Cambiemos, liderada por el presidente Mauricio Macri.

    El diputado reconoció que "mucha gente opositora al Gobierno ha tomado distancia a este proceso", y puso el ejemplo de la excandidata a la presidencia de Brasil, Marina Silva.

    "Ella indica que el juicio contra Rousseff no será suficiente para ir a fondo con las causas abiertas de corrupción, por lo que propone acelerar el proceso de elecciones para que haya una renovación real del Gobierno", comentó Villalonga.

    La votación del domingo en la Cámara de Diputados para abrir un juicio político a la mandataria de Brasil es, a su entender, "un proceso que entra dentro de las valoraciones políticas, en donde algunas fuerzas representantes en el Parlamento consideran que hay elementos suficientes para este proceso, aunque hay quienes dicen que no".

    "Paradójicamente, la acusación más concreta contra Rousseff no parece suficiente", admitió el diputado.

    Espectáculo

    Hay un clamor popular a partir de los varios casos de corrupción que rodean a la presidenta, pero eso no significa que Rousseff esté directamente involucrada, consideró Villalonga.

    Este descontento popular "tiene que ver con los numerosos procesos de corrupción que se han dado alrededor de la presidenta, lo que perjudica y debilita al Gobierno", estimó.

    Sin embargo, "no parece que Rousseff esté acusada por la figura de 'crímenes de responsabilidad'", que de acuerdo a la Constitución de Brasil son los que permiten la apertura del juicio político, valoró el legislador.

    Villalonga criticó "los discursos altisonantes que se escucharon en la Cámara de Diputados", y consideró que había que ser más cuidadoso y avanzar con más prudencia.

    Ése no es el modo en que el país debe tomar una decisión sobre el juicio a la presidenta, repuso Villalonga, porque se convierte en "un espectáculo donde uno tras otro condenan de manera eufórica", cuando deberían hacerlo "con gravedad y responsabilidad".

    Pese a ello, el diputado no considera que el proceso de destitución contra Rousseff sea un golpe de Estado.

    "El Gobierno ha cometido una serie de desprolijidades que ha acumulado un humor social, el cual desencadena en este proceso", acotó.

    Villalonga apostó a que en los próximos días se determine si hay pruebas suficientes para que se inicie un juicio político contra la presidenta de Brasil.

    "Lo que tiene que demostrarse es si hay caso suficiente, y ésta es una situación muy límite, da para ambas interpretaciones", manifestó.

    Para el diputado oficialista es claro que el Gobierno de Rousseff está inmerso en una profunda crisis política al no haber resuelto los casos de corrupción en los que se vio involucrado.

    "Si el Gobierno hubiera actuado en ese momento, no habría entrado en esta debacle, de modo que ahora está sometido a estas fuerzas que entran a jugar con una irracionalidad importante", declaró.

    El proceso de destitución se pone a sí mismo en riesgo por llevarse adelante con una gran animosidad, añadió.

    La Cámara de Diputados de Brasil votó el domingo a favor de abrir un juicio político contra la presidenta Rousseff.

    El Senado tiene para votar la misma medida hasta el 11 de mayo.

    Es suficiente el voto de la mayoría simple para que la mandataria sea apartada provisionalmente del poder por hasta 180 días mientras es juzgada por la Cámara Alta.

    Durante ese tiempo será reemplazada por el vicepresidente Michel Temer.

    Más aquí: Guerra de informaciones y desinformaciones sobre el "impeachment" en Brasil

    Si se sanciona su destitución, para lo cual se necesita el voto favorable de dos tercios de los integrantes del Senado, Temer extenderá su presidencia interina hasta 2018.

    Tema:
    El "impeachment" de la presidenta Dilma Rousseff en Brasil (198)

    Además:

    Líderes de Bolivia, Cuba y Venezuela denuncian el 'golpe' contra Rousseff
    Rousseff afirma tener "fuerza, ánimo y coraje" para enfrentar el 'impeachment'
    Etiquetas:
    impeachment, Juan Carlos Villalonga, Dilma Rousseff, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook